Bogotá.- El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, anunció este sábado que ese organismo recuperó unas conversaciones grabadas por la Policía al ganadero José Guillermo Hernández en las que se menciona al presidente Iván Duque y al senador Álvaro Uribe en un caso de supuesta compra de votos.

"Jamás ni el director de la Policía Nacional, ni el director de la Dijín (Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional) me informaron que tenían esos audios. Fue la Fiscalía la que luego de realizar una inspección judicial a la Sala Técnica de Comunicaciones de la Dijin, logró recuperar las comunicaciones", dijo Barbosa en una rueda de prensa.

Esa inspección, detalló, fue realizada "desde las ocho de la noche del pasado jueves 12 de marzo, hasta las cuatro de la madrugada del viernes 13 de marzo".

Tanto el jefe de Estado como el expresidente Uribe (2002-2010) están en el centro de un escándalo político tras revelarse unas conversaciones del ganadero Hernández, conocido como "Ñeñe" y asesinado en Brasil en mayo del año pasado, que los involucran en la supuesta compra de votos en la campaña electoral en la que Duque resultó ganador.

Operación de "compra de votos". El caso de presunta corrupción electoral, llamado coloquialmente "ñeñepolítica", salió a la luz por la publicación de parte de la transcripción de los audios que el periodista Gonzalo Guillén hizo en el portal "La Nueva Prensa".

Guillén aseguró que una investigación de la Fiscalía por el asesinato de un joven captó conversaciones telefónicas en las que Hernández dice "ser el eje de una operación de compra de votos en la costa norte para el hoy presidente Duque, por orden del expresidente y senador Álvaro Uribe", a quien por este caso la Corte Suprema de Justicia le abrió una indagación preliminar.

La Fiscalía investigaba a Hernández desde 2015 por el asesinato en agosto de 2011 en Barranquilla de Óscar Eduardo Rodríguez, hijo del prestamista Carlos Rodríguez, con quien "Ñeñe" había tenido problemas por una deuda de 1.000 millones de pesos (unos US$350.000) no saldada por un amigo suyo.