Lima. La Fiscalía de Perú ha solicitado este lunes 12 años de cárcel para el ex congresista Kenji Fujimori, uno de los hijos del ex presidente Alberto Fujimori (1990-2000), al que acusa de comprar votos en el Parlamento para evitar el cese de Pedro Pablo Kuczynski como presidente del país.

"Fiscal supremo solicita doce años de cárcel para Kenji Fujimori", ha anunciado el Poder Judicial en su cuenta oficial de Twitter, tras la audiencia celebrada en el Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria.

La acusación también ha pedido 12 años para el asesor de Fujimori, Alexei Toledo, y para el también los también ex congresista Guillermo Bocángel, y 11 años de cárcel para Bienvenido Ramírez, otro ex congresista.

Todos ellos están acusados de los delitos de cohecho activo y tráfico de influencias agravado por el caso conocido como 'Mamanivídeos'. El menor de los Fujimori ha acusado directamente a Fuerza Popular, el partido que dirige su hermana Keiko, de manipular dichos vídeos, según informa RPP.

"Quiero decirles que no me siento representado en lo absoluto por Fuerza Popular. Lo que han hecho ellos es destruir la gobernabilidad y la economía del país" por su "sed de poder", ha asegurado, acusando a la formación 'fujimorista' de maniobrar para el cese de Kuczynski y del actual mandatario, Martín Vizcarra.

"Lo que ha ocurrido acá es una edición maliciosa, malévola, de estos videos por parte de Fuerza Popular con el único objetivo de obtener poder absoluto", declaró a la prensa.

La audiencia continuará el jueves 19 a las 9.00 horas.

Keiko Fujimori se encuentra en prisión provisional a causa de las investigaciones en su contra por su presunta implicación en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

Alberto Fujimori, por su parte, purga una condena a 25 años de cárcel por los delitos de lesa humanidad cometidos durante su Gobierno en el marcho de la lucha contra la guerrilla de Sendero Luminoso.

*Con información de Europa Press y Andina.