Lima. El fiscal del Equipo Especial Lava Jato en Perú, Germán Juárez, solicitó a la jueza María de los Ángeles Álvarez que se incorpore penalmente en la investigación a 16 constructoras peruanas y extranjeras, que formarían parte del llamado "Club de la Construcción".

Según un documento fiscal al que accedió el diario local Gestión, la fiscalía está solicitando además amplíar la investigación a 17 compañías y demandar información a un total de 31.

Actualmente 14 empresas están incorporadas como terceros civilmente responsables por la Procuraduría ad hoc del caso Lava Jato, con el fin de cobrar una reparación civil en un eventual juicio.

Si las empresas investigadas son declaradas culpables se podría imponer una multa, así como disolverlas o impedirles de contratar con el Estado, informa Gestión citando fuentes judiciales.

Entre las empresas señaladas están las que admitieron ilícitos -como Odebrecht-, las exsocias de empresas que cometieron delitos, y las compañías que solo son investigadas por corrupción.

Si las empresas investigadas son declaradas culpables se podría imponer una multa, así como disolverlas o impedirles de contratar con el Estado peruano, informaron fuentes judiciales.

En la lista de empresas a ser incorporadas en el proceso penal, están: Obrainsa, Constructora Málaga Hnos, GyM, ICCGSA, Casa, JOHE, Queiroz Galvao Perú, Andrade Gutierrez Engenharia Perú, Superconcreto del Perú, Energoprojekt Niskogradnja Perú, Conalvias, Obrascon Huarte Lain, Constructuores y Mineros Contratistas Generales, Mota - Engil Perú, San Martín Contratistas, y Grupo Plaza.

La fiscalía pidió ampliar la formalización de investigación preparatoria a estas mismas empresas, pero incluye también a Cosapi SA.

El fiscal Juárez, precisó que están solicitando a las empresas que respondan si de manera unilateral o conformando un consorcio, mantuvieron una relación con Rodolfo Prialé de la Peña, Luis Prevoo Neira, Guillermo Corrales Escobar y otras nueve personas, implicadas en el Club de la Construcción.

La Fiscalía elaboró la estructura de la presunta organización criminal del club y sus respectivos roles. De acuerdo al documento que publica Gestión, el componente estaba constituido por constructoras peruanas y extranjeras, cuyos representantes determinaban qué empresas ganarían licitaciones.

La presunta organización criminal también determinaba qué empresas serían los otros postores, pero sin expectativas de ganar, que presentaban ofertas económicas superiores a las del eventual ganador con el fin de dar visos de regularidad a las licitaciones.

*Con información de Gestión.