Lima. El Ministerio Público del Perú sustentó este miércoles el pedido de comparecencia con restricciones contra José Castro Joo y Mónica Pozo, dirigentes de la agrupación Diálogo Vecinal, por la que la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, se presentó a la reelección en 2014, así como contra el empresario César Meiggs.

A todos se les imputa el delito de asociación ilícita. En el caso de Meiggs, también se le imputa el presunto delito de lavado de activos.

La fiscal Ángela Zuloaga, encargada de argumentar el pedido, indicó que el Ministerio Público detectó más de dos millones de soles (US$604.000) de desbalance en la campaña por la reelección de Susana Villarán.

"Ellos mencionan egresos, gastos de la campaña por 1,33 millones de soles (US$401.560); sin embargo, de la investigación realizada por el Ministerio Público, hemos sumado 3,85 millones (US$1,16 millones)”, afirmó la fiscal.

Zuloaga explicó que el desbalance está demostrado en las facturas de los medios América Televisión, Clear Channel, ATV, Frecuencia Latina, Corporación Universal, y RPP S.A.C.

"Conforme a la tesis fiscal, el dinero con el que se financió la campaña electoral de Villarán provenía de la Caja Dos de la empresa OAS", aseveró Zuloaga en la audiencia.

Indicó que en los informes de campaña presentados por José Castro Joo se identificó a cuatro aportantes falsos: Juan Alfredo Machuca, Juan Acosta, Rocío Salazar y Susana Rocalde, que sustentan -según la fiscal- su tesis.

*Con información de Gestión.