Lima. La fiscal del Equipo Especial Lava Jato, Milagros Salazar, pronostica una pena de prisión para el ex alcalde Luis Castañeda de 12 años por el delito de colusión,13 años y 4 meses por lavado de activos y 10 años y 4 meses por asociación ilícita para delinquir.

Al sustentar el requerimiento de prisión preventiva, Salazar expuso la pronogsis de pena que en su momento podría invocar.

"El pronóstico de pena para el señor Castañeda sería la sumatoria de 12  años de pena privativa de la libertad (colusión),  13 años y 4 meses por lavado de activos, modalidad agravada y de 10 años y 4 meses por asociación ilícita que da un total de 35 años y 8 meses", expresó.

Sin embargo, la representante del Ministerio Público explicó que la pena máxima para el exalcalde sería de 35 años por "concurso real".

En el caso del exlegislador José Luna Gálvez, el pronóstico de pena sería de 13 años y cuatro meses por el delito de lavado de activos agravado y de 10 y 4 meses por asociación ilícita, lo cual suma 23 años y  8 meses de pena.

En tanto, para Gisell Zegarra, ex gerente de Promoción de la Inversión Privada de la Municipalidad de Lima, estimó una pena de 12 años por el delito de colusión, de 10 años 4 meses por asociación ilícita agravada y 4 años por trafico de influencias, lo que da una pronogsis de pena de 26 años y cuatro meses.

La defensa de Castañeda recordó que habiendo señalado que su patrocinado no ha cometido los delitos imputados, no se iba a oponer la prognosis de pena porque se trata de un ejercicio que le corresponde a la fiscalía. Por ello, indicó que se reservaría los argumentos de defensa para el siguiente presupuesto: peligro procesal.

Sin embargo, los abogados de Luna y Zegarra sí cuestionaron el pronóstico de pena para sus defendidos. En el primer caso, Mateo Castañeda rechazó la tesis de fiscal referida a la pena estimada por el delito de asociación ilícita, modalidad agravada. 

Advirtió que en el expediente que formaliza la investigación preparatoria no figura su cliente entre los imputados por este delito “ni en la forma básica, ni agravada”. Por ello, indicó que ameritaba una corrección o ampliación de la investigación.

En tanto, Percy Huaroc Llaja, defensa de Zegarra, también rechazó el pronóstico de pena contra su patrocinada al sostener que no se ha superado la sospecha grave inicial. 

En la mañana, la jueza María Álvarez Camacho llamó la atención a Zegarra por su comportamiento a hablarle al oído a su defensa para recordarle datos relacionado al proceso. La magistrada le indicó que ya se había explicado la dinámica de la audiencia.