Guayaquil.- Decenas de pacientes ecuatorianos, principalmente adultos mayores provenientes de barrios populares de la ciudad de Guayaquil (suroeste), se benefician de la atención médica y cirugías gratuitas a bordo del buque hospital de la Armada de China "Arca de la Paz", que ancló el jueves en el puerto de la localidad.

Zoila Carranza, una guayaquileña de 75 años, se recuperaba este viernes de una cirugía de cataratas a la que se sometió la noche del jueves para mejorar su visión, afectada desde hace varios años.

Proveniente del "Guasmo Sur", barrio popular del sur de Guayaquil, Carranza fue beneficiada con la operación luego de que su caso derivó del plan "Más Salud", que promueve el municipio de Guayaquil en favor de personas de escasos recursos.

Su hija, Glérida Palma, quien la acompaña al pie de la cama, contó a Xinhua que la catarata complicó la visión de su madre, quien no podía ser operada por la falta de dinero, por lo que la llegada del buque chino "ha sido una gran bendición".

"Le damos gracias a Dios y a las personas que han traído este buque, que es gratis, aprovechando para uno que es pobre, de escasos recursos económicos. Realizar una operación afuera cuesta", dijo la mujer, tras señalar que la atención "ha sido muy buena".

La jornada de atención al interior del buque es intensa, debido a la alta demanda de pacientes seleccionados previamente en coordinación con el Ministerio de Salud y entidades locales.

Pacientes y familiares esperaban su turno en los pasillos de manera ordenada, entre ellos Estela de Rojas, cuyo esposo, de 57 años, aguardaba someterse a una cirugía de extirpación de la vesícula.

"Desde hace más de un año venía sufriendo fuertes cólicos y solo le venían dando calmantes", señaló a Xinhua.

"La venida del barco chino es una bendición, yo no pensé jamás que vaya a ser operado por ellos. Yo hasta lloré de alegría cuando me dijeron que iba a ser operado por los chinos", agregó.

El buque hospital llegó por primera vez a Ecuador para brindar atención gratuita y estrechar la cooperación en salud, en el marco del periplo "Misión Armonía 2018", que ha incluido a otros países como República Dominicana y Venezuela.

Los profesionales chinos, entre ellos 57 médicos, 36 farmacéuticos y 26 enfermeras brindan la atención a los ecuatorianos en ocho salas de operación y 21 especialidades que tiene el buque.

El buque hospital está provisto de 300 camas y 2.666 aparatos médicos para endoscopía gastrointestinal, tomografía y radiología digital, además de un helicóptero ambulancia.

Durante una semana, el personal atenderá a unos 4.000 pacientes y realizará cerca de 70 cirugías, según la embajada china en Ecuador.

El director general del buque hospital, Zhang Congxin, dijo a Xinhua que desde la noche del jueves ya se realizaron cirugías luego de que algunos pacientes decidieron ser operados, previo a someterse a los exámenes de rigor.

Detalló que las cirugías de catarata predominan entre las operaciones hasta ahora realizadas.

En la atención colaboran con los médicos más de 300 voluntarios de la colonia de chinos residentes en Ecuador, además de 70 estudiantes de medicina de la Universidad Católica de Guayaquil, algunos con dominio del idioma inglés.

Los voluntarios contribuyen en el traslado y atención a los pacientes, pero también son un puente para facilitar la comunicación entre los médicos chinos y las personas atendidas.

El idioma no ha sido de esta forma un impedimento para desarrollar de buena manera la misión de servicio médico, señaló a Xinhua, Yang Xiao, quien es parte de los voluntarios.

El área de medicina tradicional china también es una de las demandadas en la atención en el buque, así como traumatología.

El buque alberga en sus 4.000 metros cuadrados de superficie ocho quirófanos, así como sofisticados tomógrafos, lo que ha generado asombro en la comunidad local.

La farmacia de la embarcación está provista de medicamentos para tratar diversas enfermedades, además del material médico necesario para las operaciones, indicó Liu Min, responsable del área.

"Hay muchísimos medicamentos, líquidos, pastillas que vienen de China, de medicina tradicional para aliviar muchos dolores. Es una farmacia muy, muy completa", apuntó, tras señalar que las provisiones cubren las necesidades de los ecuatorianos.

Liu comentó que los medicamentos más demandados son para cirugías, principalmente de ojos y odontología.

En su segundo día de estancia en Ecuador, la embarcación recibió la visita del ministro ecuatoriano de Defensa, Oswaldo Jarrín, autoridades militares y locales, que aprovecharon para hacerse una revisión médica general, además de registrarse una afluencia de pacientes con cupo ya asignado.

El buque, de ocho cubiertas, seguirá con su misión de servicio hasta el próximo 22 de noviembre en Ecuador, que es el país número 42 que visita desde que entró en operación en 2008.