Sao Paulo. Joao Doria, el gobernador del estado brasileño de Sao Paulo, el más afectado del país por la pandemia de coronavirus, ha informado este viernes de que el confinamiento se extenderá hasta el 31 de mayo.

Tal y como ha expresado, prolongar la cuarentena es fundamental para la lucha contra el virus y flexibilizar ahora las restricciones solo perjudicaría no solo al sistema sanitario sino a la recuperación financiera.

"Sí, queremos, pronto, poder anunciar la reanudación gradual de la economía como, de hecho, está previsto en el plan de Sao Paulo. Pero la experiencia de otros países muestra claramente el colapso de la sanidad y, cuando eso sucede, paraliza todo", ha dicho Doria.

Con esta decisión, únicamente los servicios esenciales pueden operar, según informaciones del portal de noticias G1, que ha informado de que en la región metropolitana se ha registrado un aumento del 760% del número de casos en los últimos 30 días.

"El miedo es el peor aliado de la economía, perjudica el consumo, aleja las inversiones y ataca los empleos. Afortunadamente, la cuarentena está salvando vidas en Sao Paulo y en otros estados brasileños. Las personas que podrían haber enfermado y muerto están vivas", ha afirmado Doria.

Los datos de las autoridades de Sao Paulo indican que en el estado han muerto 3.416 personas por coronavirus y otras 41.839 han sido contagiadas.