La ministra del  Interior de Ecuador, Alexandra Vela, aseguró este miércoles que el  gobierno analizará una propuesta de reducción del precio de los combustibles planteada por el movimiento indígena del país latinoamericano. Y, agregó, que cualquier decisión final sobre el tema será en función del interés del pueblo.

Líderes indígenas y de organizaciones sociales han solicitado al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, revertir un aumento en el precio de las gasolinas que, según ellos, pone la carga de la recuperación económica ecuatoriana sobre los trabajadores.

Guillemo Lasso, un exbanquero que asumió el cargo en mayo, descartó el mes pasado un aumento mensual planificado en el valor de las gasolinas destinado a alinearse eventualmente con los costos internacionales, luego de la presión de organizaciones indígenas y otras.

En su lugar, optó por fijar un precio más alto de la gasolina extra, de mayor consumo en Ecuador, en US$ 2,55 por galón y del diésel en US$ 1,90 el galón, lo que provocó protestas y cierre de carreteras a fines de octubre.

"El gobierno va a analizar y revisar las propuestas que han traído las diferentes organizaciones (...) sobre el tema de los combustibles", dijo Vela a periodistas.

"El gobierno lo va hacer con responsabilidad, va determinar lo que tenga que determina en función del pueblo ecuatoriano y después de eso tendremos una siguiente reunión", añadió la ministra, al señalar que un nuevo encuentro se daría en las próximas dos o tres semanas.

Los grupos indígenas también le han pedido a Lasso que suspenda sus planes de expandir la explotación petrolera y mineras y una moratoria en el pago de los créditos al sector campesino, entre otros puntos.

Hubo "coincidencias" en tres de los seis puntos planteados, señaló Vela, pero aún falta ampliar el diálogo en el tema de los combustibles, minería y petróleo.

"Los indígenas y organizaciones sociales han propuesto reducir el precio de la gasolina extra a US$ 2,10 por galón y a US$ 1,50 el precio del diésel", comentó el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leonidas Iza, a periodistas, tras la reunión.

"Hay mucho avance, pero no hay un acuerdo mientras no se resuelva el tema de los combustibles", agregó Iza.

Los indígenas suspendieron las protestas de fines de octubre en rechazo a los nuevos precios de las gasolinas, pero han dicho que se mantienen alertas en el avance de sus solicitudes.