Caracas.- El Gobierno de El Salvador ordenó este sábado la expulsión del cuerpo diplomático de Venezuela, acreditado en el país centroamericano, y les ha dado 48 horas para que abandonen el territorio, según un comunicado publicado por el presidente Nayib Bukele en sus redes sociales.

La decisión, según lo publicado, "está en concordancia con el voto que la representación salvadoreña emitió, junto a otros 20 países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el pasado 28 de agosto", en alusión al respaldo que se brindó al informe de la alta comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que certifica que "el régimen de Nicolás Maduro realiza violaciones sistemáticas de los derechos humanos contra los venezolanos".

En reiteradas ocasiones, Bukele -que llegó al poder con el apoyo de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA)- se ha pronunciado en contra "del régimen de Maduro", tanto que el mandatario tomó la decisión de no invitar al presidente venezolano a su toma de posesión, que se llevó a cabo el pasado 1 de junio.

El Gobierno de Bukele también "reconoce la legitimidad del presidente encargado, Juan Guaidó, mientras se realicen elecciones libres en concordancia con la Constitución venezolana".

Estados Unidos aplaude a Bukele. El embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, "aplaudió" a Bukele por "estar de lado correcto de la historia", y aprovechó para instar al presidente Maduro a que "abandone el poder", según una publicación en Twitter.

Con esta decisión, Bukele rompe con el apoyo que las pasadas administraciones, específicamente las del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), brindaron a Maduro y a su antecesor, Hugo Chávez.