Ciudad de México. El gobierno de México prepara una reforma "muy ambiciosa" del sistema judicial con el objetivo de enfrentar la crisis de inseguridad que vive el país y la extendida impunidad, dijeron este lunes autoridades.

La Fiscalía General y la Presidencia están elaborando la reforma y, este miércoles, la presentarán al Senado para que el legislativo allane el camino hacia su aprobación, a partir del nuevo período legislativo, que empieza a principios de febrero.

Las reformas incluyen al menos nueve iniciativas, entre ellas: reformas a varios artículos de la Constitución en materia de procuración de justicia, un nuevo Código Penal Nacional, un nuevo Código de Procedimientos Penales, modificaciones a la Ley de Amparo, además de una modificación a la Ley de la Fiscalía General y su reglamento.

"Es una reforma muy ambiciosa, amplia", dijo a Reuters el senador Ricardo Monreal, del oficialista Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la cámara alta.

"Primero veremos procuración de justicia y luego administración de justicia", agregó sin dar mayores detalles.

A la reunión del miércoles asistirán la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, el consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, y el fiscal general, Alejandro Gertz.

"(Los) instrumentos jurídicos (serán para) hacer frente al clima de inseguridad pública que en el país existe y al clima de impunidad heredado del pasado", explicó Monreal en rueda de prensa.

A fines de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México con la promesa de combatir la inseguridad alimentada por el crimen organizado y acabar con la corrupción que le hacen perder al país, miles de millones de dólares al año.