Ciudad de México. El Gobierno de México informó que pedirá a la fiscalía que investigue a funcionarios involucrados en las pesquisas del caso de la desaparición de 43 estudiantes en Ayotzinapa, luego de la liberación de uno de los presuntos y principales implicados en ese hecho.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, informó este miércoles que la investigación va contra funcionarios de la procuraduría (fiscalía) y jueces.

Hasta ahora, 53 de 142 personas detenidas como posibles responsables de los hechos han sido liberados.

Este martes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, había calificado las excarcelaciones como "muy grave" y adelantó que peditía una investigación. "Es un asunto de justicia muy grave y por eso vamos a presentar formalmente una denuncia a la Fiscalía General y al Poder Judicial en este caso", dijo.

"Es un asunto de justicia muy grave y por eso vamos a presentar formalmente una denuncia a la Fiscalía General y al Poder Judicial en este caso", dijo López Obrador.

Familiares y abogados de los estudiantes de magisterio advirtieron que la excarcelación el fin de semana de Gildardo López, presunto líder la organización delictiva Guerreros Unidos, podría abrir la puerta para la liberación de otros presuntos delincuentes y que el caso quede impune.

No está claro si la pesquisa va exclusivamente contra empleados de la pasada administración. El presidente mexicano se ha comprometido con los familiares de las víctimas a esclarecer el caso.

Mas de 100 estudiantes de una escuela rural normal de Ayotzinapa, en el sureño estado Guerrero, que viajaban en varios autobuses fueron atacados por policías coludidos con criminales en septiembre del 2014. 43 de ellos desaparecieron y sólo se encontraron supuestos restos de uno, en un caso que golpeó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Organismos de derechos como la ONU y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que coadyuvó en la investigación, hallaron serias fallas en las pesquisas hechas por la fiscalía como toma de testimoniales bajo tortura, detenciones arbitrarias, dilación en entrega de información, entre otras cosas.

*Con información de Reuters.