México.- El Gobierno mexicano publicó el decreto que da entrada al Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2014, un ambicioso proyecto para erradicar el hambre y pobreza extrema y caminar hacia una tasa de 6% de crecimiento económico.

En el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Gobierno precisa que a partir del PND, el país retomará "el camino del crecimiento con austeridad y sin corrupción", así como con disciplina fiscal y "cese del endeudamiento".

De igual manera aclara que respetando a las decisiones autónomas del central Banco de México, se buscará la "creación de empleos; el fortalecimiento del mercado interno; impulso al agro; a la investigación, la ciencia y la educación".

El documento gubernamental, que consta de 225 cuartillas, fue propuesto por el Ejecutivo, el cual fue enviado al Congreso mexicano para su análisis, discusión y aprobación.

En el DOF se destaca que dicho plan es presentado "por primera vez en la historia", el cual dota de un instrumento de política pública que le dé coherencia, certidumbre y continuidad a la administración pública federal.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, entregó el plan al Poder Legislativo el pasado 1 de mayo, el primero que, de acuerdo al Ejecutivo, se definen las acciones a llevar en materia política, social y económica.

López Obrador, que recientemente cumplió sus primeros seis meses de gobierno, ha prometido mejores condiciones de vida de los mexicanos y entregar al final de su Administración un país nuevo, con empleo, paz, tranquilidad y sin corrupción e impunidad.

Además la meta es alcanzar el 6 por ciento de crecimiento anual (registrando un promedio sexenal de 4 por ciento), así como la recuperación de 20 por ciento del poder adquisitivo y generar empleo suficiente para los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.

Otro de los temas que se destacan es el tema de la seguridad, en el que se busca garantizar que para 2024 la delincuencia organizada "estará reducida y en retirada", a partir de su estrategia y con la ayuda  de la recién creada Guardia Nacional.

Explica que los índices delictivos se habrán reducido un 50 por ciento, la delincuencia de "cuello blanco" habrá desaparecido, mientras la corrupción política y la impunidad habrán sido reducidas a casos "excepcionales, individuales e inmediatamente investigados y sancionados".

Respecto a su política exterior, el Ejecutivo manifiesta que México recupera los principios que hicieron de su política exterior un ejemplo, tales como la no intervención y la autodeterminación.