Lima.- Autoridades de distintos países y de organismos multilaterales se reunirían a más tardar en mayo en busca de conformar una "mesa de donantes" y ayudar a países de la región afectados por la fuerte migración de venezolanos, dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Gustavo Mesa-Cuadra.

El canciller afirmó que la cita sería "en Washington o en España", en medio de los esfuerzos del Grupo de Lima, que busca la salida del mandatario Nicolás Maduro en el país petrolero, sumido en una crisis humanitaria y económica.

Meza-Cuadra dijo en una conferencia con la prensa extranjera que están trabajando con organismos internacionales, entre ellos el Banco Mundial, para ayudar a los migrantes y a los países que han recibido a venezolanos y que ahora presentan problemas en sus servicios de salud, educación y seguridad.

"La posibilidad de llevar a cabo una reunión (para) una mesa de donantes y atender las necesidades de los países de acogida es una de las cosas que estamos trabajando muy seriamente", sostuvo en la sede de la cancillería en el centro de Lima.

El canciller dijo a la prensa extranjera que el flujo de migrantes ha disminuido en los últimos meses porque hay una suerte de "mejora relativa" en Venezuela por las remesas que recibe y por una "dolarización" en el país petrolero.

El canciller no mencionó a los países u organismos que conformarían la mesa de donantes ni los montos que recaudarían.

Horas antes, en una entrevista con la local RadioProgramas, Meza-Cuadra refirió que la cita sería "en abril o máximo a comienzos de mayo" en Estados Unidos o España.

El canciller dijo a la prensa extranjera que el flujo de migrantes ha disminuido en los últimos meses porque hay una suerte de "mejora relativa" en Venezuela por las remesas que recibe y por una "dolarización" en el país petrolero.

Unos 860.000 venezolanos han llegado a Perú huyendo de la crisis en Venezuela, según datos de la oficina de migraciones hasta el 2018, convirtiendo al país andino en el segundo mayor receptor de estos migrantes después de Colombia.

El Grupo de Lima, creado en el 2017 e integrado por unos 15 países de la región, se reunió por ultima vez la semana pasada en Canadá, en donde invocó a la comunidad mundial a actuar rápidamente para detener la crisis en Venezuela.