Según cifras entregadas por las madres de los manifestantes que han sido detenidos durante la crisis política que afecta a Nicaragua, en el país existen actualmente al menos 610 "presos políticos".

Entre ellos se cuentan 46 mujeres, 28 menores y tres transexuales, según el informe preliminar, distribuido por las mujeres organizadas.

El informe detalla que de todos los "presos políticos", 458 enfrentan procesos judiciales, de los cuales 62 ya fueron condenados. Hasta ahora el número de personas capturadas luego de participar en protestas contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega ascendía a 602, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Los manifestantes que están en las cárceles son considerados "terroristas”, "golpistas” y "delincuentes comunes” por el Gobierno de Ortega, que reconoce solo 273 reos en total.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió al Gobierno nicaragüense que libere antes de Navidad a todas las personas que han sido detenidas por protestar.

La crisis nicaragüense comenzó el 18 de abril pasado y ha dejado entre 325 y 535 muertos, según organismos humanitarios locales e internacionales. El Ejecutivo, en cambio, solo reconoce 199 víctimas fatales.

Almagro exige libertad. Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió al Gobierno nicaragüense que libere antes de Navidad a todas las personas que han sido detenidas por protestar.

Por medio de su cuenta de Twitter, el político uruguayo también condenó "los maltratos y torturas que sufren” los presos. "Nicaragua necesita Justicia y Democracia”, añadió.

Brenda Gutiérrez es madre de un joven estudiante de ingeniería condenado a 17 años de cárcel por terrorismo y forma parte de la organización que lucha por obtener la libertad de los "presos políticos”.

En declaraciones a la agencia AP explicó que al menos 146 de los detenidos sufre de enfermedades graves y crónicas, como cáncer, mal de Párkinson o depresión. Ninguno de ellos recibe atención médica, aseguró. Gutiérrez formó parte de la delegación de familiares de los presos que se reunió con Almagro en Washington el martes.