Lima. La comisión Lava Jato encontró indicios de irregularidades y posibles delitos en los ex presidentes Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, respecto a lo realizado en el proyecto IIRSA Sur (Tramos 2, 3 y 4), informó la presidenta de este grupo multipartidario, Rosa Bartra.

Durante la presentación de su informe final, indicó que el costo de esta vía de comunicación se incrementó de US$810 millones a US$3.163 millones, según los desembolsos realizados por el Ministerio de Economía y Finanzas hasta el 2017.

En tal sentido, se encontraron indicios de la presunta comisión de los delitos de colusión, cohecho pasivo propio, tráfico de influencias y lavado de activos cometidos por Alejandro Toledo, en calidad de autor, por la negociación del contrato con la empresa Odebrecht.

Asimismo, se determinó que fueron cómplices del delito de colusión, Abraham Dan On, Rómulo Peñaranda (consultor de Alpha Consult) y Duilio Ayaipoma (Cesel S.A.).

Igualmente, por colusión en calidad de cómplices y por lavado de activos a Jorge Barata (Odebrecht); Marcos de Moura (Camargo y Correa); José Graña Miroquesada, Hernando Graña y Gonzalo Ferraro (Graña y Montero), entre otros.  

Bartra agregó que el informe recomienda que la Fiscalía de la Nación proceda conforme a sus atribuciones y emita un pronunciamiento sobre la comisión de delitos en cada uno de los hechos relevantes.

También por los indicios de lavado de activos a Josep Maiman Rapaport, con quien logró acceder a los US$20 millones de presunto soborno entregado por las empresas Odebrecht; y por colusión a las compañías Andrade Gutierres y Queiroz Galvao.

Kuczynski. En cuanto al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, la Comisión Lava Jato encontró indicios del delito de colusión, por haber recortado facultades de supervisión a la Contraloría General de la República, en su calidad de ministro de Economía, titular de Proinversión y jefe del Consejo de Ministros.

La comisión también encontró como responsables de colusión a Carlos Ferrero Costa (como titular de la Presidencia del Consejo de Ministros) y al exministro de Transportes, José Ortiz.

En cuanto al contrato firmado entre la empresa Westfield Capital (ligada a Kuczynski) y Odebrecht, el ex presidente habría cometido los delitos de colusión y cohecho pasivo propio, cuando ocupaba el cargo de ministro de Economía y titular de Proinversión.

Mientras que, por colusión, en calidad de cómplices, figuran Jorge Barata y Gerardo Sepúlveda.

Igualmente, se hallaron indicios de la comisión del delito de negociación incompatible en Pedro Pablo Kuczynski.

El informe final, que expone Rosa Bartra, solo menciona que entre 2007 y 2011, periodo en que fue jefe de Estado, Alan García, se firmaron 13 adendas en el contrato de esta vía de comunicación. 

Recomendaciones. Bartra agregó que el informe recomienda que la Fiscalía de la Nación proceda conforme a sus atribuciones y emita un pronunciamiento sobre la comisión de delitos en cada uno de los hechos relevantes.

También pidió a la Contraloría General de la República a indagar y establecer responsabilidades por la falta de implementación de las estaciones de peaje del tramo 2 de la carretera IIRSA Sur.

Además, solicitó realizar auditorías sobre los pagos realizados a favor de los concesionarios por concepto de mantenimiento, con la finalidad de identificar posibles sobrecostos.