El presidente latinoamericano con mayor aprobación entre los líderes de opinión de la región es Sebastian Piñera, de Chile, que ocupa el primer lugar con 68%, seguido en el segundo lugar por Tavaré Vásquez, presidente de Uruguay, con 65%.

Así se desprende de la reciente Encuesta a líderes de opinión de Latinoamérica realizada por Ipsos, correspondiente a agosto de 2019, en el que fueron entrevistados más de 400 expertos de 14 países de Latinoamérica.

En el estudio, Piñera y Vásquez repiten como los líderes latinoamericanos con mejor imagen, aunque en el orden inverso a la medición de noviembre de 2018.

El top 5 lo complentan Iván Duque, presidente de Colombia (53%), Martín Vizcarra de Perú (51%) y Lenin Moreno de Ecuador (51%).

 

En el otro extremo, la menor aprobación la sigue teniendo Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, con 3%, seguido por Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, con 18% y Jair Bolsonaro, presidente de Brasil con 29%.

La diferencia más notable entre la medición de noviembre de 2018 y la más reciente, es la caída en la aprobación de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México electo el año pasado, cuya valoración pasó de 60% a 44%.

 

 

Con respecto a Laurentino Cortizo, presidente electo de Panamá, 6 de cada 10 líderes no precisan una opinión sobre él. En América Central y el Caribe, donde la mayoría lo conoce, el 53% tiene una opinión favorable de él.

Ranking comparativo. En la comparación con el estudio de 2018, solo cuatro presidentes registran una mejora en su imágen. El mayor crecimiento lo obtuvo el mandatario de Bolivia, Evo Morales, quien pasó de 31 a 36 puntos de aprobación, aunque el resultado no impidió que se mantuviera como el cuarto menos valorado.

 

 

Como segundos en la mejora de su imágen, están los presidentes de Chile y Brasil, ambos con 4 puntos más respecto a 2018. El mandatario argentino Mauricio Macrio, es el cuarto en registrar una mejoría  de 2 puntos en su evaluación pasadon de 48 a 50.

La compañía a cargo dele estudio explica que las evaluaciones reflejadas en el estudio no son representativas de las sociedades latinoamericanas, sino que muestran la opinión de los ciudadanos más informados e influyentes en el desarrollo de la opinión pública de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y una muestra representativa de América Central y el Caribe.