Dubaí.- Irán dijo este sábado que ya era capaz de enriquecer uranio por encima del 20% y que había puesto en marcha las centrifugadoras avanzadas, lo que constituye un nuevo incumplimiento de los compromisos asumidos por el país de limitar su actividad nuclear en virtud del acuerdo alcanzado con las potencias mundiales en 2015.

"Hemos empezado a levantar las limitaciones impuestas por el acuerdo en nuestra investigación y desarrollo... Incluirá el desarrollo de centrifugadoras más rápidas y avanzadas", dijo Behrouz Kamalvandi, portavoz de la Agencia de Energía Atómica iraní, en una conferencia de prensa televisada.

El acuerdo de 2015 frenó el controvertido programa de desarrollo nuclear de Irán a cambio de un alivio de las sanciones, sin embargo, se vino abajo cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, abandonó el acuerdo el año pasado y procedió a restringir el comercio de petróleo de Irán con el fin de que accediera a un mayor número de concesiones en materia de seguridad.

Desde mayo, Irán ha comenzado a superar los límites de su capacidad nuclear establecidos por el pacto en respuesta a la presión de Estados Unidos que quería negociar restricciones al programa iraní de misiles balísticos y conseguir que apoyase a las fuerzas afines en Oriente Medio.

Irán afirma que sus medidas son reversibles si los signatarios europeos del acuerdo logran restablecer su acceso al comercio exterior prometido en el acuerdo nuclear pero bloqueado por la reimposición de las sanciones de Estados Unidos.

El acuerdo limitó el nivel de pureza al que Irán puede enriquecer el uranio al 3,67%, adecuado para la generación de energía y muy por debajo del umbral del 90 por ciento del nivel de las armas nucleares.