Lima. El ex presidente peruano Alejandro Toledo seguirá detenido en la cárcel de Santa Rita, en Estados Unidos, luego que este jueves el juez Thomas Hixson, que lleva el caso de extradición del ex mandatario, le denegó por segunda vez su salida en libertad bajo fianza mientras dura el juicio.

El magistrado Hixson, del distrito Norte de California, desestimó las nuevas pruebas aportadas por la defensa de Toledo y se ratificó en su decisión de finales de julio, cuando decretó que continuara recluido al presumir riesgo de fuga si sale de la cárcel.

"Voy a negar reconsideración, porque Toledo no ha demostrado que no hay riesgo de fuga", indicó el juez Hixson al dar a conocer su decisión, según publica el diario local El Comercio.

La próxima audiencia quedó fijada para el 17 de octubre.

"Voy a negar reconsideración, porque Toledo no ha demostrado que no hay riesgo de fuga", indicó el juez Hixson al dar a conocer su decisión.

Toledo, quien se desempeñó como presidente desde 2001 hasta 2006, está acusado por presuntamente haber recibido US$20 millones de la constructora brasileña Odebrecht a cambio de ayuda para obtener contratos de obras públicas.

El ex mandatario fue arrestado en julio pasado tras una solicitud formal de Perú para su extradición hace un año.

Al dar la decisión, el magistrado reiteró su preocupación  frente al riesgo de fuga. "Tenemos un individuo con gente a su alrededor con conexiones y mucho dinero. Es más sofisticado que eso", dijo.

Según El Comerico, en la audiencia estaba presente la esposa de Toledo, la ex primera dama Eliane Karp, quien reaccionó a la decisión responsabilizándolo "por la muerte" del ex mandatario. "Ustedes serán moralmente responsables por su muerte!", exclamó.

Alejandro Toledo seguirá en la cárcel, por definirse bajo qué régimen, pero menos rígido que el encierro solitario en el que se mantenía hasta este jueves.

*Con información de Andina y El Comercio.