Lima. El juez peruano Jorge Chávez Tamariz ha decidido este martes que el ex primer ministro del país César Villanueva siga cumpliendo los 18 meses de prisión preventiva impuestos en su contra en el marco de la investigación por corrupción contra la empresa brasileña Odebrecht, que se encuentra en el centro de un entramado que ha salpicado a varios gobiernos de Latinoamérica.

De acuerdo con lo expresado por el juez Chávez, la defensa del que fuera también excongresista peruano no ha podido "rebatir" los argumentos aportados por la Fiscalía, que pedía que se mantuviera la medida en su contra y lo acusaba de reincidir en los delitos que se le imputan.

Además, ha recalcado el riesgo de fuga existente y la incursión en un delito de obstrucción a la Justicia por parte de Villanueva, según informaciones del diario local 'La República'.

En este sentido, ha declarado infundadas las peticiones de Jaime Bustamante Johnson, abogado de la defensa, que instó al juez a sustituir la prisión preventiva contra su cliente por el arresto domiciliario.

El letrado había señalado que, por su delicado estado de salud --Villanueva tiene 73 años y sufre insuficiencia renal--, no puede continuar en la cárcel. El exmandatario está siendo investigando por favorecer presuntamente a Odebrecht cuando era gobernador regional de San Martín.

Por su parte, el fiscal Juárez Atoche, integrante del equipo especial de investigación, ha sostenido que los argumentos de la defensa de Villanueva ya habían sido valorados en primera y segunda instancia.

Según la tesis del Ministerio Público, Villanueva habría recibido dinero ilícito de la constructora brasileña Odebrecht cuando era gobernador a cambio de favorecerla con la adjudicación de la construcción de la carretera San José de Sisa.

La Fiscalía le ha imputado los presuntos delitos de colusión, negociación incompatible y asociación ilícitas después de que Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en Perú, y Eleuberto Martorelli declararan ante el equipo especial 'Lava Jato' que se entregaron US$320.000 a favor del ex primer ministro.