Lima. Bajo fuertes medidas de seguridad, la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue trasladada al penal Anexo Mujeres de Chorrillos en cumplimiento de la orden de prisión preventiva de 36 meses dictada en su contra.

Fujimori Higuchi salió de la sede de la carceleta del Poder Judicial a las 11.10 horas escoltada por efectivos de la Policía Nacional. La también ex candidata presidencial estaba esposada, vestía una casaca negra, un polo blanco y el cabello amarrado. Además, se mostró sonriente.

Inmediatamente después, abordó una camioneta perteneciente al Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de color blanco, la cual estaba rodeada por un cordón de varios efectivos de la Policía. En la unidad vehicular, Fujimori emprendió el camino hacia la cárcel en la que cumplirá la prisión preventiva.

El vehículo que la trasladaba llegó al centro de reclusión a las 11:30 horas. El traslado desde la carceleta del Poder Judicial duró apenas veinte minutos.

 

El ingreso al penal tuvo algunos inconvenientes, debido a la presencia de simpatizantes y antagonistas de Fujimori en las inmediaciones del penal.

La camioneta logró entrar al penal bajo el resguardo de la policía y en medio de la gran expectativa de la prensa.

Al lugar también llegó la abogada de Fujimori, Giuliana Loza, quien ingresó al penal.

En el Anexo Mujeres de Chorrillos Fujimori Higuchi cumplirá los 36 meses de la prisión preventiva dictada en su contra en el marco de la investigación por la presunta comisión del delito de lavado de activos agravado.