La diputada del Partido Encuentro Social Olga Sosa Ruiz ha denunciado este lunes once casos de presunto abuso sexual en el área médica y administrativa del Congreso de los Diputados de México.

"No puedo omitir que aquí en la Cámara hay al menos ocho casos denunciados en el área médica, y al menos otros tres en las áreas administrativas", ha alertado Sosa Ruiz.

El Partido Encuentro Social fue miembro hasta 2019 de la coalición Juntos Haremos Historia con la que Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones de 2018.

Sosa Ruiz ha anunciado que su formación política "acompañará a todas las mujeres" que han denunciado casos de acoso sexual "hasta que esto sea esclarecido y se sancione a los responsables".

Al menos 365 mujeres empleadas como funcionarias públicas han sufrido acoso sexual en hasta 84 instituciones del Gobierno Federal en el año 2019, según las cifras a las que ha tenido acceso el diario mexicano 'El Universal'.

La diputada conservadora ha denunciado "un aumento del 300 por ciento" en los casos de acoso y hostigamiento y ha lamentado que "la realidad actual" sea tan "cruda para las mujeres".

"Me da mucho gusto que las mujeres sigan levantando la voz porque eso quiere decir que tienen confianza en las autoridades, pero por otro lado, no es propio de una sociedad justa", ha lamentado.

Más de 360 denuncias de funcionarias públicas acosadas. Al menos 365 mujeres empleadas como funcionarias públicas han sufrido acoso sexual en hasta 84 instituciones del Gobierno Federal en el año 2019, según las cifras a las que ha tenido acceso el diario mexicano 'El Universal'.

La Secretaría de la Función Pública (SFP) ha explicado que los supuestos perpetradores pertenecen a diferentes escalafones dentro de la jerarquía pública, desde mensajeros hasta directores generales.

Asimismo, la SFP ha contabilizado un total de 430 víctimas de estos ataques sexuales, entre las que también se encontrarían 21 hombres.

Si bien las instituciones han iniciado investigaciones acerca de 358 casos, el 48 por ciento de los presuntos agresores continúa en sus puestos de trabajo.