Quito.- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, restringió la libertad de tránsito y movilidad en zonas aledañas a edificios de Gobierno e instalaciones estratégicas, según un decreto firmado por el mandatario el martes, cuando recrudecían las protestas en Quito.

El toque de queda en esas zonas regirá de lunes a domingo entre las 20.00 hora local y las cinco de la madrugada (01:00 a 10:00 GMT) mientras dure el estado de excepción, agregó el documento, que se publica cuando aumentan las protestas contra las medidas de austeridad del Gobierno.

El movimiento indígena llegó a Quito para protestar contra la eliminación de subsidios al diésel y la gasolina extra. Las manifestaciones han dejado destrozos en instalaciones públicas, saqueos y cientos de personas detenidas.

El toque de queda se mantendrá mientras dure el estado de excepción declarado por Moreno, que en un principio estaba pensado para 60 días, si bien el Tribunal Constitucional lo redujo a 30.

El texto detalla que la restricción del tránsito y la movilidad se aplicará según las necesidades establecidas por el ministerio de Gobierno y la Policía Nacional, para mantener el orden público interno, abriendo a posibilidad de establecer salvoconductos según el caso.

"La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas serán responsables del cumplimiento de esta restricción para lo cual quedan autorizados para, en el marco de sus funciones, apliquen los procedimientos correspondientes en el ejercicio de sus facultades legales y garantías constitucionales", recoge el decreto.

La reforma económica que Moreno dio a conocer el pasado 1 de octubre, fruto de un acuerdo con el FMI, ha desatado las peores protestas de los últimos años en Ecuador. Una persona ha muerto, decenas han resultado heridas y cerca de 600 han sido detenidas. El presidente ha declarado el estado de excepción.

El Sistema de Naciones Unidas en Ecuador trasladó el lunes a Moreno "su disposición a acompañar en la búsqueda de acuerdos que favorezcan a la sociedad en su conjunto", una oferta de mediación que el Gobierno ha aceptado este martes para favorecer "el retorno a la paz social y entendimientos dentro del país".

* Con información de Reuters y Europa Press.