Túnez.- Los líderes árabes dejaron de lado este domingo sus rivalidades regionales para condenar la decisión estadounidense de reconocer la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán sirios, y dijeron que la estabilidad en Oriente Medio dependerá de la creación de un estado palestino.

Los líderes árabes, reunidos en una cumbre en la capital de Túnez, han estado lidiando con divisiones regionales por la influencia iraní en Oriente Medio, una amarga disputa en el Golfo Pérsico, presiones internacionales por la guerra en Yemen y disturbios en Argelia y Sudán.

Pero encontraron una razón para unirse contra la decisión del presidente Donald Trump, de firmar la semana pasada una proclama reconociendo a los Altos del Golán como parte de Israel, que anexó el área en 1981 tras capturarla de Siria en 1967.

Esto tiene lugar después de que hace menos de cuatro meses Estados Unidos reconoció a Jerusalén como la capital israelí, una decisión que también ocasionó la condena del mundo árabe. Los palestinos quieren que Jerusalén Oriental sea la capital de su futuro estado en Cisjordania y Gaza.

El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, dijo a monarcas, presidentes y primeros ministros árabes en el inicio de la cumbre que su país "rechaza absolutamente" cualquier medida que afecte la soberanía siria sobre los Altos del Golán.

Sus comentarios hicieron eco de las palabras de los funcionarios árabes antes de la cumbre de la Liga Árabe del domingo, que suele terminar con una declaración final acordada por los 22 estados miembros.

El presidente tunecino Beji Caid Essebsi dijo que los líderes árabes también tenían que asegurar que la comunidad internacional entienda la importancia de la causa palestina para las naciones árabes.

La estabilidad regional e internacional debería llegar por medio de "un acuerdo justo y amplio que incluya los derechos del pueblo palestino y conduzca al establecimiento de un estado palestino con Jerusalén como su capital", dijo Essebsi.

El secretario general de la ONU Antonio Guterres, quien participó en el encuentro en Túnez, dijo que cualquier resolución del conflicto sirio debe garantizar la integridad territorial de Siria, "incluyendo los Altos del Golán, que están ocupados".