El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha presumido de su primer año en el cargo, indicando que "cuando menos" la institución está "igual" que con su antecesor inmediato, Enrique Peña Nieto.

"¿Estamos mejor? Cuando menos estamos iguales", ha dicho en la rueda de prensa diaria comparando el último año de Peña Nieto en Los Pinos con su primero, según informa el diario mexicano 'Milenio'.

Así, ha precisado que Peña Nieto gastó 3.000 millones de pesos (unos 141 millones de euros) en su último año, mientras que él solo ha necesitado 800 millones de pesos (unos 37 millones de euros). "He recorrido el país y no me ha faltado dinero para pagar costos de avión, hoteles y lo que se necesita para los que me acompañan", ha destacado.

En su opinión, el anterior Gobierno era como "un elefante reumático" y con los cambios previstos por la nueva Administración no solo se va a levantar sino que "va a caminar, va a trotar y hasta va a correr".

"Estamos en un proceso de transformación en donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer, pero nosotros no le vamos a quedar a deber nada a los mexicanos, nos vamos a poner al corriente", ha afirmado.