Caracas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció este miércoles que Estados Unidos busca asesinarlo para imponer una dictadura en el país y acusó al asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, de estar involucrado en el complot, del que no ofreció evidencias.

En una declaración en el palacio de gobierno, Maduro dijo que desde la Casa Blanca se prepara un plan "para violentar la democracia venezolana, para asesinarme y para imponer un gobierno dictatorial en Venezuela".

"Ha sido asignado el señor John Bolton, nuevamente, como jefe del plan del complot para llenar de violencia a Venezuela y para buscar una intervención militar extranjera", agregó, sin dar más detalles.

La oficina de Bolton no comentó de inmediato los señalamientos de Maduro.

No es la primera vez que el mandatario venezolano denuncia supuestos planes de Washington en su contra, de la misma manera que sostuvo que Colombia forma parte de esas "conspiraciones" para desestabilizar a su gobierno.

Bolton anunció en noviembre la más reciente ronda de sanciones contra Venezuela como parte de una postura más severa del gobierno del presidente Donald Trump hacia "los dictadores y déspotas cerca de nuestras costas" y mencionó al país petrolero, Cuba y Nicaragua como la "troika de la tiranía".

No es la primera vez que el mandatario venezolano denuncia supuestos planes de Washington en su contra, de la misma manera que sostuvo que Colombia forma parte de esas "conspiraciones" para desestabilizar a su gobierno.

Maduro dijo que "el plan de John Bolton cuenta con otro centro de operaciones, la base aérea de Tolemaida", en Colombia.

"Y en esa base aérea se están entrenando otro grupo de mercenarios, que son adoctrinados dentro de un solo plan, atacar a Venezuela", remarcó.

Maduro dijo que pidió a su canciller, Jorge Arreaza, citar al encargado de negocios de Estados Unidos en Caracas, James Story, para advertirle de que Washington no se inmiscuya en asuntos internos.

El mandatario también ratificó que esta dispuesto a conversar con el gobierno de Trump y la oposición venezolana.