Al menos 51 líderes sociales y diez ex guerrilleros de las FARC han sido asesinados en Colombia en lo que va de año, según el balance actualizado del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Las últimas víctimas de la nueva ola de violencia que sufre Colombia es Jorge Humberto Alpala, líder indígena de Cumbal, en Nariño, que murió el pasado 18 de febrero, y el ex guerrillero de las FARC Pedro Manchola Pastrana, asesinado el 15 de febrero en Palermo, Huila.

Indepaz ha explicado que este registro de víctimas se elabora "con información directa e inmediata de las organizaciones sociales a lo largo y ancho de Colombia que reivindican a estas personas como líderes sociales y/o defensores de Derechos Humanos".

Paradójicamente, la firma del acuerdo de paz en 2016 entre el Gobierno y las FARC ha provocado una ola de violencia debido, sobre todo, a la pugna entre grupos rivales para el control del territorio.

Según Naciones Unidas, desde la firma del acuerdo de paz han sido asesinados al menos 303 líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos, 86 de ellos solo en 2019, y 173 ex guerrilleros de las FARC, de los cuales 77 murieron el año pasado.