México DF. El gobierno de México dijo este miércoles que el bloqueo parcial de la justicia en Estados Unidos a una polémica ley de inmigración en Arizona va en la dirección correcta para proteger los derechos de los inmigrantes mexicanos.

"Es un primer paso en la dirección correcta", dijo la canciller mexicana, Patricia Espinosa.

Agregó que su gobierno realizará un seguimiento puntual al caso hasta que se promulgue de manera definitiva la inconstitucionalidad de la normativa, consigna El Universal de México.

La jueza Susan Bolton decidió bloquear la parte de la ley que requería que la policía determinara el estatus de inmigración de una persona detenida o arrestada si un oficial cree que el individuo no está en el país de forma legal.

Bolton también retuvo las previsiones que exigían a los inmigrantes portar sus documentos en todo momento, así como la que consideraba delito que los trabajadores sin papeles de inmigración buscaran empleo en lugares públicos.

En un comunicado, el gobierno mexicano resaltó que desde la firma de la ley SB1070 ha impulsado una serie de acciones jurídicas para oponerse a su entrada en vigor.

Además, logró el respaldo de los gobiernos de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú, en su ofensiva.

Según la Cancillería, también intensificó las medidas de protección consular para los mexicanos residentes en Arizona, destacando la ampliación de los programas de difusión sobre los alcances de la Ley.