Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no espera que el país vaya a registrar un aumento de la violencia luego de que el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán fue sentenciado este miércoles a cadena perpetua por una corte en Estados Unidos.

Guzmán, de 62 años, fue encontrado culpable en febrero de traficar toneladas de cocaína, heroína y marihuana y de liderar operativos de asesinatos múltiples como el jefe del Cártel de Sinaloa, una de las organizaciones criminales más violentas de México.

El mandatario respondió a la pregunta de una reportera sobre si su gobierno esperaba un aumento de la violencia durante las próxima semanas, en momentos en que el país vive una ola de homicidios sin precedentes vinculada a las operaciones del crimen organizado.

"No, al contrario, pensamos que poco a poco vamos a ir bajando la incidencia delictiva", dijo López Obrador, sin ofrecer más detalles, en su conferencia de prensa diaria.

López Obrador dijo que México exploraría si habría formas legales para que México reclamara bienes confiscados a Guzmán, y que el canciller Marcelo Ebrard estaría a cargo del asunto.

El año pasado la violencia le costó la vida a 33.000 personas, una cifra récord que ha continuado aumentando en los primeros meses de la gestión de López Obrador, que asumió en diciembre.

"Quienes vivimos en México, y especialmente en Sinaloa, la delincuencia la vemos todos los días, a cada minuto. Todos conocemos a alguien que mataron o al primo de un amigo que está inmiscuido en el narcotráfico", dijo Brianda López, habitante de Culiacán, en una congestionada avenida de la capital sinaloense.

"El hecho de que el cabecilla haya sido detenido y ahora sentenciado (...) no cambia nada", agregó.

Guzmán, a quien Forbes lo mencionó como uno de los hombres más ricos del mundo, fue extraditado a Estados Unidos en 2018 tras escaparse dos veces de cárceles mexicanas.

López Obrador dijo que México exploraría si habría formas legales para que México reclamara bienes confiscados a Guzmán, y que el canciller Marcelo Ebrard estaría a cargo del asunto.

"Esos recursos, esos bienes, le corresponden a México legalmente, se va a revisar el asunto", dijo el presidente.