Ciudad de México. Los gobiernos de México y España anunciaron hoy sus intenciones de relanzar la relación bilateral con un fortalecimiento de lazos políticos, económicos y culturales.

Tras reunirse en privado en Palacio Nacional, el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, coincidieron durante un mensaje a la prensa en que existe una buena relación bilateral que se puede estrechar en los diferentes rubros.

"Ahora hay condiciones inmejorables para que la relación de amistad entre nuestros pueblos se exprese de la misma manera en la relación de amistad, cooperación, apoyo, entre nuestros gobiernos", dijo el mandatario mexicano.

López Obrador exaltó el "Estado de Bienestar" que España desarrolló años atrás y aseguró que es una estrategia que su gobierno aplica para que los mexicanos tengan "seguridad desde la cuna hasta la tumba".

"Nos da mucho gusto que nos visite un presidente (del gobierno) de España cuyo movimiento impulsó estas políticas de bienestar. Entre otras cosas, eso nos identifica y por eso le damos la bienvenida", señaló.

La visita de Sánchez a México concluirá mañana jueves.

El presidente mexicano indicó que se fortalecerán las relaciones políticas, económicas y culturales entre ambos países, al tiempo que apuntó que se impulsará la inversión española en México.

"Tienen las puertas abiertas de nuestro país. La inversión española en México es la segunda inversión extranjera en importancia después de la inversión estadounidense", agregó López Obrador.

Sánchez es el primer jefe de Ejecutivo extranjero que hace una visita oficial a México en la administración del presidente López Obrador, quien inició en su cargo el 1 de diciembre pasado tras ganar la elección como candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

"Creo que no es una casualidad, como se lo he dicho antes en privado, creo que es toda una declaración de intenciones de fortalecer, como bien ha dicho antes el presidente López Obrador, de relanzar la extraordinaria relación bilateral que tenemos mi país España con México", dijo Sánchez.

El presidente del gobierno español apuntó que más de 6.000 empresas de su país tienen operaciones en México en sectores como las telecomunicaciones, infraestructura y energías renovables, generando un millón de empleos.

Sánchez trasladó el compromiso de las compañías por aportar a la prosperidad de México, país que, recordó, es un socio estratégico de la Unión Europea (UE) y una de las pocas naciones que mantiene un acuerdo global con ese bloque.

"Son empresas que cuando invierten en México es tal el grado de afinidad, de alineamiento, con el país, con su futuro, que no especulan, que son inversiones que vienen para quedarse, que vienen para apostar por el progreso", abundó.

Los dos dirigentes coincidieron también en que la buena relación entre México y España no se ve afectada por la posición de sus gobiernos frente al conflicto en Venezuela tras la autoproclamación del líder opositor de ese país suramericano, Juan Guaidó, como "presidente encargado".

México mantiene una posición neutral en el conflicto y ha llamado a un diálogo entre las partes, mientras que España y otros países de la UE emplazaron al presidente Nicolás Maduro a que convoque a nuevas elecciones o de lo contrario reconocerán a Guaidó.

"La relación México-España va más allá de nuestras posturas específicas sobre el caso de Venezuela. Llevamos una muy buena relación que queremos fortalecer porque consideramos que hay condiciones inmejorables para estrechar las relaciones de amistad, de cooperación", sostuvo López Obrador.

La visita de Sánchez a México concluirá mañana jueves.