Lima. Un fiscal de Perú dijo este lunes que solicitará a un juez prisión preventiva por tres años para el expresidente Pedro Pablo Kuczynski mientras lo investigan por supuestamente recibir sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Este pedido se conoció en la audiencia en la cual la Primera Sala Penal de Apelaciones Nacional Permanente Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de la Corte Superior de Lima evalúa la apelación a la prisión preventiva de 10 días dictada contra Kuczynski.

El fiscal superior Hernán Mendoza Salvador informó que el Ministerio Público ingresó la formalización de la investigación preparatoria contra Kuczynski, su ex secretaria Gloria Kisic, y su ex chofer José Luis Bernaola.

Asimismo, Mendoza informó que el Ministerio Público también ingresó el requerimiento de prisión preventiva contra los investigados.

La fiscalía ha argumentando que hay un riesgo de fuga de Kuczynski y que el exmandatario trataría de obstruir la investigación a menos que sea encarcelado. El fiscal Hernán Mendoza afirmó que pedirá la prisión preventiva por 36 meses.

A la audiencia, a cargo del magistrado Juan Guillermo Piscoya, asistenció el propio Kuczynski, asistido por su abogado defensor, César Nakazaki.

"Yo ya he estado meses bajo investigación. No tengo cuentas bancarias, mi tarjeta de crédito ha sido cortada", dijo Kuczynski el lunes en una audiencia de apelación. "Me han destruido mi reputación", refirió el ex mandatario.

La fiscalía ha argumentando que hay un riesgo de fuga de Kuczynski y que el exmandatario trataría de obstruir la investigación a menos que sea encarcelado. El fiscal Hernán Mendoza afirmó en la audiencia televisada que pedirá la prisión preventiva por 36 meses para Kuczynski.

Tras la medida solicitada por el MP, el juez superior a cargo del caso, Guillermo Piscoya, suspendió la audiencia para poner a disposición de los abogados de los investigados el pedido de la fiscalía.

Kuczynski fue detenido el pasado 10 de abril a pedido de la fiscalía especializada en el caso Lava Jato.

El ex presidente, cuya gestión estuvo permanentemente jaqueada por los vínculos de sus empresas con la constructora Odebrecht, es acusado por la Fiscalía de haber aprovechado su cargo de ministro de Estado, durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), para elaborar un entramado técnico legal cuyo fin era favorecer a la constructora brasileña en las concesiones y obtener beneficios de esa compañía posteriormente.

Los jueces peruanos han encarcelado a varios políticos y exfuncionarios antes de juicio en relación con Odebrecht desde que la empresa admitió a fines del 2016 que había obtenido contratos pagando sobornos en varios países de América Latina.

Kuczynski, un exbanquero, asumió la presidencia a mediados del 2016 pero renunció en marzo del 2018 tras conocerse videos que mostraron una supuesta compra de votos para evitar que el Congreso lo destituyera, luego de acusaciones de que habría mentido sobre su vínculos con Odebrecht.