La Paz. A solo horas de concluidas las elecciones primarias, el presidente boliviano Evo Morales denunció que “alguien” al interior del Tribunal Supremo Electoral (TSE) quiere “perjudicar” al oficialismo en el proceso electoral debido a que muchos de sus militantes no estaban registrados para votar en el MAS e, inclusive, estaban inscritos en otros frentes.

Por este motivo, demandó a los vocales de la entidad electoral encarar una investigación “con mucha responsabilidad” sobre este tipo de denuncias que recibió de manera directa de sus “hermanos de base”, contó durante la entrega de un campo deportivo en la comunidad de Cañas, Padcaya, en el departamento de Tarija.

“Escuchando de los hermanos militantes, hay algún problema técnico en el padrón del Tribunal Supremo Electoral (TSE) o en el sistema donde están registrados, sigo recibiendo mensajes (…) se ha inscrito al MAS y su nombre aparece en otro partido”, señaló el mandatario.

Luego concluyó que “ese ya no es problema de los dirigentes, ya es un problema del militante, sino es un problema en la parte técnica del TSE”, por ello demandó a la Sala Plena que se investigue “qué está pasando”.

“Sería importante que los miembros del TSE, con mucha responsabilidad, investiguen. Alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar desde el Tribunal Supremo Electoral", denunció Morales.

En el proceso de consolidación de la lista de militantes, el TSE recibió más de 32.000 trámites de anulación de militancia trucha.

“Sería importante que los miembros del TSE, con mucha responsabilidad, investiguen. Alguien está manipulando, alguien está usando y alguien nos quiere perjudicar desde el Tribunal Supremo Electoral. A mí me ha sorprendido esta información”, lamentó.

La reflexión a manera de denuncia del mandatario se da luego de conocerse los resultados preliminares de las elecciones primarias de este domingo en las que el binomio oficialista Evo-Álvaro sumó el 34% de respaldo de un total de 991.092 militantes inscritos en ese frente.

Para la oposición, ese dato significa la “derrota” anticipada del mandatario que se da, aseguran, por el rechazo a su repostulación que emanó de las urnas en el referéndum del 21 de febrero de 2016 y que luego fue validad por un fallo constitucional en noviembre de 2017.