La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, dijo que la Cámara de Representantes iniciará una investigación formal para determinar si el presidente Donald Trump debe ser destituido.

Según informó The Washington Post, Pelosi se reunió con varios miembros del partido Demócrata antes de convocar al impeachment enquiry, un primer pleno donde la Cámara vota si se inicia o no el proceso.

La razón que ha llevado finalmente al Partido Demócrata a promover este proceso es la información de que Trump presionó al presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que investigue al exvicepresidente demócrata y posible candidato a la Casa Blanca en 2020, Joe Biden, y su familia. Trump ha respondido que publicará todas sus conversaciones con el líder europeo.

Durante su participación en un foro organizado por la revista The Atlantic, Pelosi dijo a la audiencia: "Es absolutamente esencial que el presidente rinda cuentas. Nadie está por encima de la ley".

En una publicación en la red social Twitter, Trump dijo que se difundirá una transcripción "completa, completamente desclasificada y no editada" de la llamada del 25 de julio con Zelensky.

Trump confirmó que había retenido cerca de US$400 millones en ayuda para Ucrania, pero negó que lo hiciera para lograr que el presidente Volodymyr Zelensky iniciara una investigación que perjudique a Biden.

En una publicación en la red social Twitter, Trump dijo que se difundirá una transcripción "completa, completamente desclasificada y no editada" de la llamada del 25 de julio con Zelensky.

Dijo que la transcripción mostraría que la llamada fue "totalmente apropiada", que no presionó a Zelensky para que investigara a Biden y que no había habido un quid pro quo —un favor que se intercambia por otro favor— para la ayuda estadounidense a cambio de una investigación.