Lima. El ex presidente Alejandro Toledo afrontará detenido el proceso de extradición solicitado por el Estado peruano, según la decisión tomada este viernes por el juez Thomas S. Hixson, titular de la Corte del Distrito Norte de California.

La decisión fue tomada en la audiencia de fianza realizada este viernes en la sede de edificio Phillip Burton de San Francisco, estado de California.

La fiscal Elise Lapunzine fue la encargada de sustentar la acusación contra Toledo y de argumentar la necesidad de que el ex presidente peruano permanezca detenido en tanto dure el proceso de extradición.

En la audiencia, Toledo fue asistido legalmente por el abogado Joseph P. Russoniello.

Según informó El Comercio, la fiscal Lapunzine argumentó que el ex presidente peruano no logró probar que cumple con las condiciones especiales para salir en libertad bajo fianza y subrayó que existía un "notable" riesgo de fuga.

La fiscal Lapunzine hizo hincapié en la maleta con US$40.000 encontrada en la vivienda de Toledo cuando fue detenido y dejó entrever que serían fondos a usarse para fugar.

Lapunzine hizo hincapié en la maleta con US$40.000 encontrada en la vivienda de Toledo cuando fue detenido y dejó entrever que serían fondos a usarse para fugar.

Por su parte, el abogado Russoniello negó que haya un riesgo de fuga y recordó que el ex presidente tenía nexos de larga data con Estados Unidos.

Argumentó, además, que la extradición no debería proceder porque en Perú el caso Toledo solo está en la etapa de investigación, sin cargos formulados.

Según el abogado defensor, la condición indígena del ex presidente y su beligerancia contra el fujimorismo le impedirían obtener un proceso justo en Perú, por lo cual solicitó aprobar la fianza.

No obstante, la fiscal La Punzina subrayó que la extradición no implica dar veracidad a los cargos, sino solo permitir que el acusado sea juzgado en el Perú.