La Paz. Los principales opositores bolivianos criticaron la decisión del Tribunal Superior Electoral de autorizar una nueva candidatura presidencial del actual mandatario, Evo Morales, destacando que el anuncio vulnera la Constitución que rige al país y promulgada por el mismo jefe de Estado.

Uno de los primeros en criticar la autorización a la nueva candidatura de Morales fue su principal opositor y el único que podría derrotarlo en la elecciones de 2019, según diversas encuestas, el ex presidente Carlos Mesa.

“La accion sumisa ante este gobierno autoritario, la expresa el TSE, que como quien lee un instructivo intrascendente, le ha dado un golpe de muerte a nuestra democracia, habilitando como candidato al dueño de todos los poderes, Evo Morales”, expresó Mesa en su cuenta de Twitter.

El rival de Morales agregó que la decisión del Tribunal Electoral demuestra la deriva autoritaria en la que ha caído el actual gobierno de Bolivia y su principal partido, el MAS (Movimiento al Socialismo), acusándolo de acaparar los poderes del Estado.

“El TSE es cabeza de un poder INDEPENDIENTE del Estado. Pero un solo partido, sin consenso alguno,’elige’ a sus miembros como quien nombra funcionarios de tercer nivel. Un ejemplo más del autoritarismo de este gobierno”, sostuvo Mesa.

“El TSE es cabeza de un poder INDEPENDIENTE del Estado. Pero un solo partido, sin consenso alguno,’elige’ a sus miembros como quien nombra funcionarios de tercer nivel. Un ejemplo más del autoritarismo de este gobierno”, sostuvo Mesa.

El oficialismo desestimó el año pasado el resultado del referéndum de 2016 que le negó a Morales la posibilidad de una cuarta postulación, alegando que se logró bajo engaños sobre la existencia de un hijo del presidente, que luego no se pudo comprobar.

Morales logró finalmente a fines de 2017 que el Tribunal Constitucional autorizara la candidatura del mandatario para un nuevo período, entre 2020 y 2025, arguyendo que era su derecho humano hacerlo.

Otro expresidente y que también buscará competir en las elecciones de 2019 el centrista Jaime Paz Zamora, quien recordó que la decisión del MAS de impulsar la candidatura de Morales y del TSE de autorizarla, faltan el respeto al referéndum del 21 de febrero del 2016, cuando la ciudadanía rechazó una nueva candidatura del actual mandatario.

“El 21F es un mandato del Pueblo. ¡No pasarán! ¡No pasarán!”, indicó Paz Zamora en su cuenta de Twitter.

Desde el principal partido de derecha de Bolivia, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), también cuestionaron la decisión del Tribunal Electoral y su candidato a la presidencia, Virginio Lema, calificó lo sucedido como una afrenta a la democracia.

“Se está atentando a la democracia, el problema es ahora la lucha por recuperar la democracia, antes luchábamos para mantenerla. Si no se respeta el voto, entonces no se respeta nada. Si esto ocurre, ¿que opción tenemos los bolivianos?”, dijo Lema según el diario boliviano Página Siete.

Otro líder opositor, Samuel Doria Medina, derrotado tres veces en las urnas por Morales y que para 2019 retiró su postulación en favor de un candidato único, tuiteó que “esta es la más grave afrenta a la democracia desde su reconquista en 1982”.

La decisión del tribunal se da en momentos en que arrecia la oposición a la candidatura de Morales con marchas de protesta y una huelga nacional convocada para el próximo jueves.