Londres. Los partidos británicos de oposición dijeron este viernes que bloquearán el segundo intento del primer ministro Boris Johnson para celebrar una elección anticipada a mediados de octubre, en un nuevo enfrentamiento con el gobierno sobre el retraso del Brexit.

El Brexit permanece en el aire más de tres años después de que los británicos votaran a favor de abandonar el bloque en un referéndum en 2016. Las opciones van desde una salida turbulenta y sin acuerdo hasta el abandono de todo esfuerzo.

Los legisladores británicos sostendrán este lunes otra votación sobre una moción para que se celebren elecciones anticipadas, dijo el líder de la Cámara de los Comunes, probablemente a mediados de octubre, sólo dos semanas antes de que Reino Unido deba abandonar la Unión Europea el 31 de octubre.

Pero los partidos de la oposición, incluyendo al Partido Laborista, dijeron que votarían contra el proyecto o se abstendrían hasta que sea implementada una ley para bloquear un Brexit sin acuerdo.

Mientras los partidos de oposición y el gobierno de Johnson se enfrentan sobre el tema de las elecciones, la política británica se encuentra en crisis a sólo seis semanas del inicio del mandato de Johnson.

Una fuente del Partido Laborista dijo que no respaldarían el lunes la moción de Johnson para elecciones.

"Tendremos esa elección cuando sea el momento adecuado pero les haré esta promesa, no vamos a tener que esperar mucho", dijo Ian Blackford a la BBC, agregando que el Partido Nacional Escocés (SNP por su sigla en inglés) se opondría el lunes al intento de Johnson.

El propio Johnson dijo este jueves que preferiría estar muerto en una zanja en vez de pedir el retraso del Brexit y denominó el proyecto de ley de los partidos de oposición que busca frenar una salida del bloque sin acuerdo como una rendición.

"Iré a Bruselas, obtendré un acuerdo y nos aseguraremos de que saldremos el 31 de octubre, eso es lo que tenemos que hacer", afirmó Johnson. Al ser consultado si renunciaría sino pudiera lograr si objetivo, el primer ministro afirmó que "esa no es una hipótesis que estoy dispuesto a contemplar".

Mientras los partidos de oposición y el gobierno de Johnson se enfrentan sobre el tema de las elecciones, la política británica se encuentra en crisis a sólo seis semanas del inicio del mandato de Johnson.

El tribunal superior de Inglaterra rechazó el viernes un desafío legal contra la suspensión del Parlamento decretada por el primer ministro antes del Brexit, pero dijo que podía ser presentado ante la corte suprema para una apelación final.

El ex primer ministro John Major dijo que Johnson debería despedir a Dominic Cummings, el asesor detrás de su atrevida estrategia en el Brexit. Cuando se le preguntó sobre el comentario de Major, Cummings le dijo a Reuters: "¿En serio? Confíe en la gente".