Bogotá. El partido colombiano FARC denunció este lunes la detención "ilegal" de un excombatiente que había sido liberado tras la firma del acuerdo de paz con el Gobierno colombiano y en virtud de la ley de amnistía.

El detenido, identificado como Edwin Jaison Murillo Pachón y conocido en su época de guerrillero como "Alirio Arango", forma parte del equipo de trabajo del representante a la Cámara Carlos Alberto Carreño, también conocido como "Sergio Marín", según denunció el propio parlamentario este lunes en su cuenta de Twitter.

Carreño detalló que Murillo Pachón se encontraba en la Fiscalía General para poner una denuncia de amenazas contra integrantes del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria Alternativa del Común (FARC). Durante su visita a la Fiscalía Murillo Pachón fue detenido de forma "ilegal", siempre según la versión de Carreño.

El exguerrillero estaba preso y fue liberado junto a otros muchos miembros de las FARC tras la firma del acuerdo de paz en 2016 entre el Gobierno colombiano y la antigua guerrilla, del que hace parte una ley de amnistía que incluye el perdón jurídico para los exguerrilleros encarcelados y que no hubieran cometido delitos graves.

Por eso, Carreño exigió su liberación "inmediata" y "la actualización de las bases de datos de la Fiscalía donde aún se encuentran activas las órdenes de captura vigentes contra los firmantes de la paz". La Corte Constitucional dio en marzo de 2018 luz verde a la ley de amnistía, que da seguridad jurídica a los excombatientes.

El exguerrillero estaba preso y fue liberado junto a otros miembros de las FARC tras la firma del acuerdo de paz en 2016, del que hace parte una ley de amnistía que incluye el perdón jurídico para los exguerrilleros encarcelados.

Este ley fue aprobada por el Congreso de Colombia en diciembre de 2016 y perdona a todos los miembros de las FARC, excepto a los que hayan cometido delitos de lesa humanidad, abusos sexuales o reclutamiento de menores, entre otros. También contempla un tratamiento especial para los agentes del Estado que cometieron crímenes dentro del conflicto armado, excepto los crímenes que atenten contra el Derecho Internacional Humanitario y los derechos humanos.

La ley benefició aproximadamente unos 6.000 miembros de las FARC procesados por delitos políticos de rebelión, asonada y conspiración, entre otros.

Comunidad denuncia el asesinato de líder social. El líder social Yunier Moreno, que trabajaba en el municipio colombiano de Cartagena del Chairá, en el sur del país, fue asesinado por desconocidos, informaron este lunes fuentes oficiales y comunitarias.

Según la Policía, Moreno fue abordado este domingo por varios sujetos que llegaron hasta su vivienda en la aldea Cristales, de Cartagena del Chairá, y le propinaron seis impactos de bala. Al escuchar los disparos los vecinos del sector llegaron a la casa y encontraron muerto al líder social.

Moreno intentó ser candidato al Concejo de Cartagena del Chairá en las elecciones legislativas locales y regionales del próximo 27 de octubre, pero no alcanzó a cumplir con los requisitos para tal fin. Asimismo, los lugareños indicaron que el líder social formaba parte del comité que se encarga del manejo de la planta generadora de energía en la aldea a la que llegó a vivir hace 10 años.

Según cifras de la Defensoría del Pueblo, en Colombia al menos 462 líderes sociales fueron asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el 28 de febrero pasado. Al tiempo, un estudio de la ONG Instituto de Estudios sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) y el movimiento político Marcha Patriótica sostiene que ya son más de 700 líderes sociales y 135 excombatientes de las FARC los asesinados desde 2016.

Cifras de la Fiscalía reveladas a mediados de agosto pasado señalan que de los 302 asesinatos de líderes sociales ocurridos en los últimos tres años y reportados por Naciones Unidas se han esclarecido 177.

Aunque Moreno no logró ser candidato al Concejo, la Defensoría comentó la semana pasada que un tercio de los más de 1.100 municipios de Colombia está en riesgo electoral por la actividad del ELN, disidencias de las FARC y otros cinco grupos armados al margen de la ley.