Lima. Perú espera obtener de la brasileña Odebrecht pruebas que le permitan cobrar una reparación civil a funcionarios, ex presidentes, políticos y empresas locales exsocias de la firma constructora, tras concretar un acuerdo de colaboración con la compañía, dijo este lunes a Reuters el procurador del Estado.

Jorge Ramírez, procurador en los casos de corrupción de Odebrecht en Perú, confirmó que la firma brasileña pagará alrededor de 610 millones de soles (unos US$182 millones) como reparación civil por los sobornos que hizo para ganar cuatro obras públicas, como informó Reuters.

"La Contraloría ha medido el daño en estos cuatro proyectos en unos 1.250 millones de soles (US$371 millones), estamos hablando de sobrecostos ilegales, y Odebrecth pagará la mitad", afirmó el procurador.

"El resto se los voy a cobrar a las ex socias de Odebrecht y también a los empresarios y altos funcionarios del Estado, expresidentes y exministros involucrados", agregó.

"La Contraloría ha medido el daño en estos cuatro proyectos en unos 1.250 millones de soles (US$371 millones), estamos hablando de sobrecostos ilegales, y Odebrecth pagará la mitad", afirmó el procurador.

Ramírez se excusó de identificar a quienes busca que asuman el pago restante por los daños al Estado, pero según las investigaciones entre las exsocias de Odebrecht figuran las constructoras Graña y Montero, JJ Camet Contratistas Generales, Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A (ICCGSA).

Representantes de las tres empresas no estuvieron disponible de inmediato para hacer comentarios sobre el tema.

Los casos de sobornos de Odebrecht han salpicado a los cuatro anteriores presidentes de Perú y a la prominente líder de la oposición Keiko Fujimori, quien está en prisión mientras se la investiga por presunto lavado de activos.

El acuerdo de culpabilidad de Odebrecht permitirá a la firma seguir operando en Perú a cambio de testimonios de ejecutivos contra funcionarios y políticos que habrían recibido sobornos.

Ramírez dijo que por las cuatro obras bajo la lupa Odebrecht admite que pagó unos US$32 millones en sobornos, sin considerar la participación de sus exsocias en esos proyectos.

Pero el Estado ya está concretando embargos preventivos a importantes ejecutivos de las empresas involucradas, agregó.

"Tenemos aproximadamente 200 millones de soles (US$59,3 millones) embargados (en propiedades de lujo)" que pertenecen a altos funcionarios y empresarios, mientras se les investiga para corroborar responsabilidades y reparar el daño civil, manifestó Ramírez.

El fiscal coordinador del equipo de investigación del caso Odebrecht, Rafael Vela, dijo por su parte que la información de la firma va a permitir negociar con los investigados, para que en caso haya culpabilidad también pague una reparación civil.

"No podemos revelar, pero hay otras (empresas) que ya están colaborando", dijo Vela a Reuters. "El acuerdo va a estimular también que otras personas jurídicas puedan acogerse al mecanismo de colaboración eficaz", expresó el fiscal.