Lima. Las fuerzas de seguridad de Perú comenzarán desde noviembre a erradicar hoja de coca de la mayor zona de producción de cocaína del país, donde operan narcotraficantes y remanentes del grupo rebelde Sendero Luminoso, dijo este jueves el Gobierno.

El ministro de Interior, Carlos Morán, afirmó en una conferencia con la prensa extranjera que la primera parte del operativo, que se da en momentos en que la producción de drogas ilegales se ha incrementado en el país andino, durará unos 45 días y que la campaña será replicada el próximo año.

"Por primera vez se va erradicar en la zona del VRAEM (...) Esta vez ésta zona será tocada", dijo Morán. "La situación del fenómeno de la presencia de Sendero Luminoso ha disminuido operativamente en el VRAEM, por eso la decisión política de intervenir en zonas que no son tan calientes", agregó.

La zona del VRAEM (sigla para el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro), del tamaño de Puerto Rico y donde se produce al menos 70% de la cocaína del país, está ubicada en el centro de Perú, en una región andina y selvática.

La zona del VRAEM (sigla para el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro), del tamaño de Puerto Rico y donde se produce al menos 70% de la cocaína del país, está ubicada en el centro de Perú, en una región andina y selvática.

Morán dijo que el área de cultivo ilegal de hoja de coca habría ascendido a 24.000 hectárea en el VRAEM en 2017, casi la mitad de los 49.000 hectáreas en todo el país. En el 2016 las hectáreas sembradas de hoja de coca sumaban 20.304 en esa zona, según un informe de la ONU publicado en diciembre.

"Estamos en este momento en fase de preparación previa, de acondicionamiento de campamentos, de suministro de logística, de apoyo aéreo", dijo Morán. "Como es una zona en estado de emergencia la participación de la fuerza armada es necesaria".

La fuerza armada no ha podido ingresar a la convulsionada zona para la erradicación forzosa de los cultivos ilegales de coca por la presencia de bandas de narcotraficantes que actúan en alianza con grupos de rebeldes armados, según la policía.

"Tampoco estoy hablando que (los remanentes de Sendero Luminoso) han sido derrotados, pero el trabajo que está haciendo la inteligencia policial y la capacidad y fortaleza de las fuerzas armadas están diseñadas para acabar con esta amenaza antes del bicentenario", en el 2021, dijo el ministro Morán.

En Perú solo un 10% de la producción de hoja coca es para consumo tradicional, para el té de coca o mascado de la hoja como producto medicinal o energizante. El resto termina en las manos de los laboratorios que abastecen al narcotráfico.

Perú y Colombia son los mayores productores mundiales de hoja de coca y de cocaína, según datos de la ONU.