Ciudad de México. El próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que mantendrá a los militares como columna vertebral de la seguridad pública. Será bajo el paraguas de una nueva Guardia Nacional de 50.000 miembros, con adiestramiento militar. "¿Qué decidimos? Apoyarnos en las Fuerzas Armadas", dijo López Obrador, de centro-izquierda.

Desde hace años organizaciones civiles han pedido retirar a los militares de las labores policiales. La Suprema Corte de Justicia debate actualmente -y podría cancelar- la ley de seguridad interior aprobada en el actual Gobierno, que normalizó la participación militar.

"Tengan la seguridad de que se van a respetar los derechos humanos", prometió López Obrador, que asumirá la Presidencia el 1 de diciembre. 

El plan. La propuesta forma parte del Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 presentado por el presidente electo. Ahora tendrá que ser discutida con la oposición en el Congreso dado que requiere de una reforma constitucional para definir su naturaleza, alcances y competencias.

"La Guardia Nacional quedará, pues, expresamente encargada de prevenir y combatir el delito en todo el territorio nacional y estará dotada de la disciplina, la jerarquía y el escalafón propios de las Fuerzas Armadas", dice el proyecto.

En México hubo más de 200.000 asesinatos en la última década, muchos de ellos atribuidos a la violencia de los cárteles de las drogas a partir de la militarización de la seguridad pública desde el Gobierno del conservador Felipe Calderón en 2006.

"La Guardia Nacional quedará, pues, expresamente encargada de prevenir y combatir el delito en todo el territorio nacional y estará dotada de la disciplina, la jerarquía y el escalafón propios de las Fuerzas Armadas", dice el proyecto.

Un debate largo. Según afirmó López Obrador, el modelo se inspira la Guardia Civil española y la Gendarmería francesa, que también dependen de las Fuerzas Armadas. "Vamos al debate sobre este tema, a que se discuta", dijo. 

El cuerpo estará integrado en un inicio por policías militares, navales y federales. La Guardia Nacional será un cuerpo adicional a las Fuerzas Armadas, que recibirá adiestramiento en planteles militares, complementado con una formación académica y práctica en procedimientos policiales.

El pasado mes de agosto, López Obrador anunció que el Ejército y la Marina seguirían en las calles de México para garantizar la seguridad, ya que la Policía Federal todavía "no está preparada" para hacerlo, aseguró.