Lima. Perú registró este miércoles un récord diario de 314 muertos por COVID-19 en su peor momento de la segunda ola de la pandemia, con hospitales saturados, vacunas que llegan a cuentagotas y a pocos días de celebrarse las elecciones presidenciales.

Con ese número, el total oficial de fallecidos por el virus ascendió a 53.725; aproximadamente un 30% mas frente a las víctimas que había en Perú a fines del año pasado.

La cifra podría ser mucho mayor porque el estatal Sistema Informático Nacional de Defunciones acumula poco más de 150.000 muertos entre confirmados de coronavirus, sospechosos que tuvieron síntomas y otros relacionados con la enfermedad.

El Ministerio de Salud reportó además que los casos confirmados de contagios de coronavirus en Perú sumaron 1.607.898, unos 9.305 más frente al registro del día anterior.

El Ministerio de Salud reportó además que los casos confirmados de contagios de coronavirus en Perú sumaron 1.607.898, unos 9.305 más frente al registro del día anterior.

El primer caso de infectado de coronavirus en Perú apareció en marzo del año pasado y el número de contagios diario llegó a su pico el 1 de abril con 12.916, según datos oficiales.

El récord de fallecidos se produce mientras que millones de votantes peruanos se alistan para acudir el domingo a las urnas y elegir a su Presidente y representantes del Congreso.

Cuatro de los 18 candidatos se han contagiado en los últimos meses. El último fue el exarquero de fútbol George Forsyth, de 38 años, que tuvo que parar su campaña electoral y se recupera en su casa, sin mayores complicaciones.

La nación andina, de unos 33 millones de habitantes, ha recibido hasta ahora poco más de 1,5 millones de dosis de vacunas, de los laboratorios Sinopharm y Pfizer, una cifra rezagada frente a sus vecinos de América Latina.

Las vacunas comenzaron a llegar a Perú desde la primera semana de febrero y se han vacunado a casi 600.000 personas de alto riesgo o mayores de 80 años en todo el país.