Ciudad del Vaticano. El portavoz del Vaticano, el estadounidense Greg Burke, y su número dos, la española Paloma García Ovejero, renunciaron repentinamente este lunes, según un comunicado oficial que no dio a conocer razones sobre la decisión.

Ambos funcionarios vaticanos renunciaron dos semanas después de que el Papa Francisco nombró a un amigo periodista, el italiano Andrea Tornielli, como director editorial de todas las comunicaciones del Vaticano.

"Paloma y yo hemos renunciado, a partir del 1 de enero. En este momento de transición en las comunicaciones del Vaticano, creemos que es mejor que el Santo Padre esté en completa libertad de formar un nuevo equipo", tuiteó el portavoz.

Burke, un exreportero de Fox News de 59 años, se unió a la Santa Sede en 2012 como asesor en la Secretaría de Estado del Vaticano y se convirtió en portavoz en 2016. Es miembro del grupo católico conservador Opus Dei.

Ovejero, de 43 años, exreportera de la radio española COPE, era una de las mujeres de más alto rango en el Vaticano.

El Vaticano anunció que el periodista italiano Alessandro Gisotti -al parecer cercano a Tornielli- será el portavoz interino.