Brasilia. Los médicos de Jair Bolsonaro, confirmaron este domingo que el presidente de Brasil será sometido a una nueva cirugía la próxima semana para tratar una hernia que surgió en el abdomen cuando fue acuchillado hace justo un año.

El suceso ocurrió cuando participaba en un acto público de su campaña electoral que lo llevó al poder.

En su perfil de la red social Facebook, el propio mandatario también dio a entender que será hospitalizado y publicó una foto con los médicos Antonio Luiz Macedo y Leandro Echenique, quienes lo examinaron en el aeropuerto de Congonhas, en Sao Paulo, antes de seguir para un culto evangélico en el Templo de Salomón.

"Ahora en Sao Paulo con los doctores Macedo y Leandro. Por lo que todo indica pasaré unos 10 días de vacaciones con ellos brevemente", escribió el jefe de Estado, quien retornará este domingo mismo a la capital Brasilia después de participar en un culto en el mayor templo evangélico de Latinoamérica.

Absuelto por sus problemas mentales. En un comunicado, el médico del presidencial Palacio do Planalto, Ricardo Peixoto Camarinha, señaló, sin dar fechas para la operación, que el presidente "fue evaluado clínicamente y será sometido a una cirugía de corrección de hernia de incisión, que surgió a raíz de las intervenciones quirúrgicas previamente realizadas".

No obstante, en declaraciones al portal G1, de la cadena Globo, el médico Macedo detalló que la nueva intervención está prevista para el 8 de septiembre en el Hospital Vila Nova Star, del exclusivo barrio paulistano de Itaim Bibi y dos días después de cumplirse un año del atentado sufrido en un mitin electoral.

El autor del ataque, Adelio Bispo, fue detenido el mismo día, pero en junio de 201 la Justicia lo absolvió por considerarlo no imputablepor sus problemas mentales, una decisión contra la que la defensa de Bolsonaro interpuso un recurso para impedir que el agresor quede impune.