Bogotá. Un prófugo legislador de la desmovilizada guerrilla de las FARC acusado por Estados Unidos de conspirar para traficar cocaína podría estar oculto en Venezuela, dijo este jueves el presidente de Colombia, Iván Duque, quien advirtió que denunciará internacionalmente a cualquier país que le brinde protección.

Seuxis Paucias Hernández, más conocido como Jesús Santrich, desapareció el 30 de junio tras abandonar a sus escoltas en una zona de capacitación y reincorporación para excombatientes en el departamento de Cesar, cerca de la frontera con Venezuela, en lo que ha sido considerado por el gobierno como una burla al acuerdo de paz.

La Corte Suprema de Justicia ordenó este martes capturar al exnegociador de las desmovilizadas FARC, luego que incumplió una cita para rendir indagatoria en el proceso en el que se le acusa de haber negociado en 2017 un cargamento de 10 toneladas de cocaína valorado en US$320 millones que iba a ser enviado a Estados Unidos. El ex líder rebelde niega los cargos.

"¿Qué si puede estar en Venezuela? Esa probabilidad es real, porque está cerca de la zona de la que él huyó", dijo Duque en una entrevista con una emisora de la ciudad de Barranquilla.

"¿Qué si puede estar en Venezuela? Esa probabilidad es real, porque está cerca de la zona de la que él huyó", dijo Duque en una entrevista con una emisora de la ciudad de Barranquilla.

"También lo dije públicamente: ningún país puede darle protección. Y si hay alguno que le esté dando protección, lo vamos a denunciar internacionalmente. Pero no podemos dejar que se burle de los colombianos", agregó.

Si bien cuando desapareció no tenía ninguna orden de captura, el gobierno acusó a Santrich de evadir su responsabilidad ante la justicia.

Santrich, de 52 años, había asumido como congresista a comienzos de junio, después de que la Corte Suprema ordenó su libertad luego que otro tribunal le reconoció su condición de legislador tras haber permanecido más de un año en la cárcel por los cargos de narcotráfico.

El exnegociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) asumió uno de los 10 escaños en el Congreso que le otorgó a ese grupo convertido en partido político un acuerdo de paz firmado en 2016 para acabar un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 260.000 muertos.

Fuentes de seguridad sospechan que otros exlíderes de las FARC, como Iván Márquez, se esconden en Venezuela con el beneplácito del gobierno el presidente Nicolás Maduro.