Bogotá. El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió este lunes a la Superintendencia de Industria y Comercio aplicar la multa más alta que contempla la ley a las empresas que promuevan la corrupción en el país, en una referencia implícita a la constructora brasileña Odebrecht.

La compañía ha estado en el centro del mayor escándalo de corrupción en América Latina desde que reconoció en 2016 que sobornó a funcionarios en una decena de países. En Colombia, la firma pagó unos US$30 millones en sobornos a cambio de contratos de infraestructura, según investigaciones de la Fiscalía General.

"Empresa que corrompa a un funcionario para ganar un contrato, no solamente está incurriendo en una grave falta penal, sino en una grave falta al derecho a la competencia, que amerita que se aplique la más alta de las sanciones pecuniarias posibles en nuestro país", dijo el mandatario en un acto en la Superintendencia de Industria y Comercio.

"Creo que los casos que tiene en consideración la Superintendencia, y que no hago referencia explícita porque no pretendo acá hacer ningún prejuzgamiento, pero que país los conoce, espero que las sanciones ejemplarizantes se den, para el bien de nuestro país y para la derrota de cualquier forma de corrupción", precisó el mandatario.

La máxima multa que puede imponer la Superintendencia de Industria y Comercio, que tiene la misión de combatir el monopolio y las prácticas comerciales ilegales, es de 78.000 millones de pesos (US$24 millones).

La máxima multa que puede imponer la Superintendencia de Industria y Comercio, que tiene la misión de combatir el monopolio y las prácticas comerciales ilegales, es de 78.000 millones de pesos (US$24 millones).

Odebrecht declinó hacer comentarios sobre la solicitud de Duque a la Superintendencia.

Hace dos semanas Colombia solicitó a la entidad fiscalizadora de empresas privadas inhabilitar por 20 años a la constructora brasileña para suscribir contratos con el Estado, por los actos de corrupción que reconoció haber cometido, y se opuso a un acuerdo para archivar las investigaciones contra la firma.

Alrededor de 14 personas, entre exfuncionarios y políticos, están en cárceles colombianas en medio del escándalo y la investigación. Odebrecht, en asociación con una firma local, tenía a cargo la construcción de un tramo de 528 kilómetros de una carretera hacia la costa Caribe, un contrato de más de US$1.000 millones.