San José. El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, ha admitido este lunes que hubo "errores" en la creación de la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD), un organismo puesto en marcha en octubre para espiar a los costarricenses y mejorar así el proceso de toma de decisiones del Gobierno.

"Quiero empezar por señalar, con toda claridad, que se cometieron errores con este tema, por eso ordené corregir de inmediato derogando el decreto", ha declarado, al tiempo que ha asegurado que "las dudas y preocupaciones de la ciudadanía y de diferentes sectores dejaron claro que la formulación de algunos conceptos estaba errada".

Alvarado y su gabinete ocultaron la puesta en marcha de la UPAD hasta este viernes, día que se vieron obligados a derogar el decreto tras la presión del Congreso y la ciudadanía, tras lo cual han sido denunciados por prevaricación y violación de datos personales.

En este contexto, ha sostenido también que ha sido un error no explicar previamente y de forma suficiente el objetivo y los mecanismos de trabajo del organismo, con todos los detalles necesarios para dejar claro "un respeto absoluto" a la privacidad de todos los ciudadanos.

"Hubo algunos esfuerzos para dar a conocer las herramientas que generaba este equipo a partir de los datos, pero no suficientes y necesarios (...). Este equipo trabajó con información de acceso público de las instituciones del Estado a las cuales estaba autorizado, así como la información que la ley permite", ha explicado.

"No tuvo acceso a registros de índole personal como llamadas telefónicas, redes sociales, información financiera y tributaria o expendientes médicos", ha aseverado el presidente Alvarado en una intervención recogida por el diario local 'La Nación'.

"No tuvo acceso a registros de índole personal como llamadas telefónicas, redes sociales, información financiera y tributaria o expendientes médicos", ha aseverado en una intervención recogida por el diario local 'La Nación'.

Por último, ha precisado que se permitirá a las autoridades hacer todas las investigaciones pertinentes sobre el tema, pero ha asegurado que la toma de decisiones a partir de datos es una necesidad de cualquier gobierno en el siglo XXI.

"Como país nos quejamos, con razón, de las ineficiencias que encontramos en el gasto público, de las duplicidades o la insuficiencia de la cobertura de los programas. Para corregir estas cosas se requiere el análisis de datos, hay que hacerlo bien y hay que garantizar la privacidad", ha zanjado.

Moción de censura. Previamente, el Partido Liberación Nacional (PLN) de Costa Rica ha presentado una moción de repudio y otra de censura contra Alvarado por la puesta en marcha de la UPAD.

Asimismo, el PLN ha presentado una moción de interpelación al ministro de la Presidencia, Víctor Morales Mora, y otra para crear una comisión especial legislativa que investigue la UPAD, según ha informado el 'Diario Extra'.

La moción de censura, por el reglamento legislativo costarricense, se discutirá y votará la próxima semana. Para aprobarse, es necesario que en PLN obtenga mayoría en la cámara, es decir, 38 votos. Las otras tres, en cambio, ya se han dado a conocer en la sesión plenaria de este mismo lunes.

En el caso de la moción de repudio, se podría entender como un toque de atención de los legisladores a Alvarado por crear la UPAD de forma oculta y, además, firmar un decreto presidencial para darle garantía jurídica. Quedaría aprobada por mayoría simple.

En referencia a la comisión, deberá presentar un informe en dos meses que persigue hallar argumentos legales y argumentar desde un enfoque técnico vacíos existentes en la legislación. El PLN pretende que la comisión esté instalada este martes.

La UPAD, paralizada. Este domingo, tras la polémica, el presidente ordenó paralizar el trabajo de minería de datos personales: "He ordenado detener todo trabajo del equipo de análisis de datos para que la Defensoría de los Habitantes realice su investigación con toda la amplitud necesaria y con el objetivo de evacuar las dudas o preocupaciones que han surgido", ha publicado Alvarado en redes sociales.

"Este equipo fue creado con el objetivo de utilizar la ciencia y la estadística para la toma de decisiones y la creación de políticas en beneficio de los y las ciudadanas. En ningún momento se ha utilizado información con un fin distinto", ha argumentado.

En un mensaje posterior, Alvarado ha explicado que se ha reunido con la defensora de los habitantes, Catalina Crespo, y que ha ordenado "brindar las facilidades requeridas para que se realice su investigación con toda la amplitud necesaria y con el objetivo de evacuar las dudas o preocupaciones que han surgido".