Quito. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, afirmó que la justicia determinará si existen o no responsabilidades de la vicepresidenta, María Alejandra Vicuña, en un caso de presunta corrupción que involucra a la funcionaria.

"Hemos creado las condiciones necesarias para una justicia y funciones independientes. Han recaído supuestas acusaciones sobre la vicepresidenta. La institucionalidad creada y las instancias competentes determinarán si existen o no responsabilidades", señaló el mandatario en su cuenta en la red social Twitter.

Vicuña enfrenta una denuncia por el supuesto cobro de "diezmos" o pagos indebidos a su personal cuando se desempeñaba como asambleísta en la Asamblea Nacional.

La denuncia fue realizada por Angel Sagbay, su ex asesor en la Asamblea entre 2011 y 2012, según información divulgada este lunes por la televisión local.

Vicuña enfrenta una denuncia por el supuesto cobro de "diezmos" o pagos indebidos a su personal cuando se desempeñaba como asambleísta en la Asamblea Nacional.

Vicuña rechazó la denuncia señalando que se trata de una "calumnia" y una "infamia", y anunció que resolverá el caso por la vía judicial.

Vicuña, de 40 años, ha sido asambleísta por dos ocasiones (2009-2013 y 2013-2017) y ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda desde el 24 de mayo de 2017, cuando el presidente Lenín Moreno, llegó al poder.

Desde el 4 de octubre de 2017, Vicuña ejercía como vicepresidenta del país encargada, después de que Jorge Glas fue vinculado a un juicio por asociación ilícita relacionado a la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El 6 de enero de 2018, la Asamblea Nacional designó a Vicuña como vicepresidenta hasta 2021 en reemplazo de Glas.