El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció este martes que contrajo el COVID-19, lo mismo que su esposa, Ana García, pero que se siente con la suficiente fuerza para superar la enfermedad.

El gobernante dijo, a través de medios locales, que seguirá ejerciendo sus funciones vía "teletrabajo". Hasta ahora, Hernández y García son la primera pareja presidencial que ha contraído la enfermedad en el continente americano.

"Como presidente de la nación, quiero comunicar que durante este fin de semana comencé a sentir algunos malestares y hoy se me ha diagnosticado que he sido contagiado de COVID-19", indicó Hernández.

"Creo que es parte del riesgo que se corre en estas responsabilidades, por mi trabajo no he podido quedarme cien por ciento en casa, ahora continuaré realizando toda mi actividad mediante teletrabajo, en aislamiento", añadió.

El mandatario señaló que tiene "síntomas leves", pero que ya comenzó con el tratamiento MAIZ, una fórmula de cuatro medicamentos que promueve Honduras para atajar la enfermedad en los primeros días, y que se siente "mejor".

"Sin embargo, me han recomendado reposo, pero seguiré realizando mi trabajo por medios electrónicos y a través de mis funcionarios y colaboradores. Es decir, vamos a estar en contacto", agregó el presidente.

Por consejo, Hernández explicó que se someterá a una nueva evaluación en las próximas horas, lo que determinará "los pasos a seguir". "También estamos tomando medidas preventivas con todo el personal que labora conmigo y están siendo evaluados por el equipo médico. Les informo además que dos de nuestros colaboradores, y mi esposa Ana, han resultado positivo, pero los tres, ya están con tratamiento", acotó, el presidente.