Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió de la presencia de una "mano negra" de la derecha tras la huelga convocada por los movimientos feministas para el próximo 9 de marzo para reivindicar los derechos de la mujer y denunciar las altas tasas de asesinato y violencia de género en el país.

"También las mujeres, pero hay mano negra para decirlo con mucha claridad, suavecito, suavecito, para que no se vayan a enojar", afirmó ante la pregunta de si creía que las mujeres no tenían iniciativa para convocar una huelga, según la declaración publicada por el periódico 'La Jornada'.

Además, López Obrador defendió a su mujer, Beatriz Gutiérrez, tras borrar de su Twitter la convocatoria de huelga. "Es una mujer con criterio, que actúa conforme a sus convicciones" y "no me consulta cosas".

"Ella es libre (...). Lo que sí creo es que se debe de tener cuidado porque están metidos los conservadores, los que no nos quieren. De repente se volvieron feministas", argumentó. "No sé porque razón lo hizo. Lo que sí puedo decir es que son muy hipócritas los conservadores", remachó el mandatario mexicano.

Bajo el lema, 'El nueve ninguna se mueve', activistas, grupos y colectivos feministas han convocado para el próximo 9 de marzo "un día sin mujeres" para protestar contra la escalada de la violencia de género que se vive en México durante los últimos años.

Esta convocatoria se produce pocos días después de que el pleno del Congreso de los Diputados aprobase una reforma del Código Penal para endurecer las penas por violencia de género, en medio de la indignación y conmoción general en todo el país por el asesinato de Fátima, una niña de siete años en una pequeña localidad de Ciudad de México.

Algunas cifras sobre violencia contra las mujeres. La Comisión de Justicia detalló que entre 2015 y septiembre de 2019 se han cometido 3.488 feminicidios, un incremento del 175,6%, lo que supone una "alarmante" tendencia de la violencia contra las mujeres, según apuntó el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

De acuerdo con el balance anual de 2019 elaborado por la Red por los Derechos de la Infancia en México, una de cada diez mujeres asesinadas en el país es una niña.

En ese sentido, las cifran muestran también que en los primeros siete meses de 2019 hubo un incremento del 13,5% con respecto a 2018 en muertes de niñas y adolescentes menores de 14 años.

La organización Alto al Secuestro ha publicado esta semana un informe en el que se han recopilado 1.887 secuestros acontecidos el último año, de los cuales 410 tuvieron a mujeres como víctima, lo que supone un aumento del 24% con respecto a 2018.

Alto al Secuestro explicó que el 90% de las mujeres que han sido secuestradas han sufrido violencia sexual durante su privación de libertad.