Lima. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, ha confirmado que existe una "propuesta" para dejar sin protección policial a los miembros del nuevo Congreso, aunque ha matizado que todavía no se ha tomado ninguna decisión definitiva a este respecto, después de la polémica generada en los últimos días.

La iniciativa parte del ministro del Interior, Carlos Morán, que incluyó la retirada de los escoltas en el marco de un nuevo plan de seguridad. Así, adelantó que, por decreto, se derivaría a los 400 agentes que protegen a los legisladores y al propio Congreso a otras tareas de seguridad.

"La idea es mejorar la seguridad ciudadana a nivel nacional, para eso la Policía requiere de más efectivos policiales y hay que ver cómo todos podemos contribuir para que tengan más", ha afirmado Vizcarra, que ha incluido este asunto entre los temas a tratar con el Congreso, según la agencia Andina.

El mandatario ha mostrado su disposición a trabajar "codo con codo" con los nuevos congresistas que tomen posesión en marzo, en aras de un futuro "consenso" que se resistió en la anterior legislatura, que concluyó de forma abrupta con unas elecciones anticipadas.

Varios diputados han retado al Gobierno a quedarse también sin protección, algo sobre lo que se han pronunciado algunos ministros. "Si se tiene que racionalizar, no tengo ningún problema en que se racionalice en bien de la seguridad ciudadana", ha declarado el titular de Defensa, Walter Martos.

También se ha pronunciado en el mismo sentido la ministra de la Mujer, Gloria Montenegro, dispuesta a quedarse sin escolta salvo excepciones. "No tengo problemas en quedarme sin resguardo y solo pediría, de manera excepcional, cuando viaje o tenga actividades en zonas donde hay riesgo", ha explicado al periódico 'Perú21'.