Lima. Nada detendrá la voluntad de cambio para enfrentar los problemas que enfrenta Perú como la corrupción, pobreza, impunidad y desigualdad, afirmó este miércoles el presidente Martín Vizcarra.

"Diversos problemas se ciernen en el país, como la pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad, que pretenden afectar la moral e integridad y el deseo de cambio que tenemos todos", señaló a la prensa.

Las declaraciones del mandatario se dieron en el marco de la celebración por el 90 aniversario de la reincorporación a la soberanía peruana de la ciudad fronteriza de Tacna (sur), luego de permanecer bajo el dominio de Chile entre 1880 y 1929.

Vizcarra precisó que su administración no se dejará doblegar por dichos problemas y continuará luchando contra estos flagelos sociales en busca de un verdadero progreso para todos los peruanos.

"¿Nos vamos a dejar doblegar o los seguimos enfrentando con la confianza en quiénes somos? En mi condición de presidente de la República desde esta ciudad heroica refirmo la unidad y fortaleza del pueblo peruano", anotó.

Actualmente, Perú enfrenta una crisis política, que involucra a políticos de alto nivel, ex presidentes, empresarios y congresistas, debido al escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, la cual presuntamente pagó alrededor de US$29 millones en sobornos a cambio de licitaciones para obras públicas.

Recientemente el mandatario promulgó una reforma que fortalece el control del financiamiento de los partidos políticos (para evitar actos de corrupción) que exige elecciones primarias para elegir candidatos, facilita la inscripción de partidos y demanda paridad de género en listas electorales.